LA NANA DEL GATO GRANDE

Canta a la blanca luna o al resplandeciente sol,

con devoción a la Virgen María

o en el ocaso más triste y vacío

quizás prefieras hacerlo

a la melancolía

de una casi ya marchita flor.

 

Hazlo aunque no halles en ti el ánimo

para abrir las ventanas,

a pesar de que un manto gris

cubra el cielo

y la lluvia incesante

en tu aciago y apático mundo caiga.

 

Mas por favor, nunca dejes de hacerlo,

permítele a tu sueño

pagarle cada anochecer a la esperanza y al sosiego

con el sonido con el que embelleces el viento,

pues la más hermosa melodía

por siempre será la tuya,

y tu voz debe enseñar cómo volar al ruiseñor.

 

Siente la música

con el pecho que algún día me amamantó,

hazlo a pesar de que tu padre ya no riegue los geranios

ni tu madre esté junto a ti al encender el fogón.

 

Cambia la letra de toda canción,

pues el susurro que te dicta el alma

es más alegre y más tierno,

y hace que todos mis amaneceres me despierten

con un sentimiento de plena ilusión…

 

Ahora hazme una promesa,

la promesa de que jamás dejarás de cantar,

porque no deseo que en mi interior se hospede ni la soledad ni el silencio…

 

Por ello, por favor te lo pido,

porque aunque el gato grande nunca permita escaparse al ratón,

tú me enseñaste qué es el amor nota a nota,

y sé que llevaré tu canción siempre conmigo,

ella suena con el ritmo del latido de mi corazón.

           

 

Escrito el 11/11/2017.

Anuncios

FELIZ.

Ayer fui feliz

y no era porque en lo alto el sol

resplandeciente brillara,

lo fui sí, y no penséis que sólo

fue por los amigos o por la fiesta

ni tampoco porque viera tanta belleza

en la que es y será mi amada.

 

Tampoco lo fui

por lo hermoso del lugar

ni por la comida

con la que nos tentaban,

no lo fui porque bebí,

puesto que mi única borrachera

era la alegría que me embriagaba.

.

Lo fui

porque mi cuerpo no cesaba de bailar,

porque ni el compás ni el decoro importaban.

Porque no podía ni deseaba dejar de sonreír,

porque os aseguro que las flores

eran mucho más aromáticas.

 

Sí, sin duda lo fui

porque me olvidé de todas las penas…

mas que nadie me intente convencer,

que yo juraré por siempre

que todo ayer

era risa y verbena.

 

Pero sobre todo lo fui

porque os escuché decir el “ SÍ “

y porque así cumplisteis por fin un sueño…

Porque tanto tú Carlos como tú Yai

sois un ejemplo por cómo os amáis…

que se enteren de lo que es el amor aquí en Madrid

y en el mundo entero.

 

Y sí,

puedo prometer y prometo

que ayer me hicisteis muy feliz

y no hay nada más que decir…

tan sólo añadir que…

os queremos.

 

(A CARLOS Y YAI POR SU BODA, CON UN POCO DE HUMOR PERO CON MUCHO CARIÑO Y SINCERIDAD, POR LO FELIZ QUE ME HICISTEIS, POR TANTAS Y TANTAS COSAS…PORQUE OS QUEREMOS… PORQUE OS QUIERO).

 

ESCRITO EL 08/10/2017

A PESAR DE…

Deseo escribirte unas letras aunque sé que aún no las leerás, a pesar de que cuando las plasme en su hoja de papel se conviertan en el único huésped de un cajón inútil y vacío, de un cajón podrido que el tiempo se encargará de devastar.

 

Con estas letras te proclamo mis saberes ingenuos, mostrándote de este modo la brillante visión de mi ceguera. Pero no me malinterpretes, que las lecciones son para el maestro, para mí es tan sólo lo ilusorio hecho esbozo de ésta vida mía que se encuentra en su medianía.

 

Mas te advierto algo que no debes dejar de lado, toma y deja lo que quieras, que no me importa ninguno de tus cortes, pero sólo si son tuyos…

 

Comienzo con el ruego de que no confundas la ofensa con la honestidad, sé prudente con el que vayas descubriendo que es diferente, emprende la búsqueda para saber qué es la empatía, practícala y tu alma lo agradecerá. No te permitas el lujo de juzgar a nadie, que aunque es algo inevitable es un defecto que todos tendríamos que evitar.

 

Intenta ser humilde sin falsedad, potencia tus virtudes que defectos seguro que los tienes y los tendrás. No busques la satisfacción o tu valía entre el aplauso del público, ni te compares con el que se encuentra en lo alto de su cima, te aseguro que eso únicamente conllevará para ti infelicidad.

 

Transita en paz contigo misma, que tus metas nunca te impidan ver lo que para ti es importante en el día a día, y disfruta de lo que vas consiguiendo. Siente bajo tus pies cada piedra y palmo de tierra que te encuentres por el camino, que de los trenes que ves que de tu vera se van yendo tan sólo con sus enseñanzas te has de quedar.

 

En ocasiones detente y respira, que un trayecto rápido y recto normalmente ni te eleva hasta la cumbre que mereces, ni te hace contemplar la verdadera dimensión de tu realidad. Relativiza y reduce así tus enojos, sonríe a la nueva mañana, que aunque la noche fue fría y oscura hoy hay otro reto, llénate de esperanza y determinación y sal a la calle a caminar.

 

Para concluir, con la pretensión de no extenderme mucho más, te aseguraré que este mundo a veces es duro y golpea, que habrá instantes en que te sentirás por él maltratada y apartada. Pero no temas, porque a pesar de todo merece la pena. El ejemplo es que nuestros corazones laten, y existen personas que son realmente especiales para otras personas, abre tus ojos correctamente y contemplarás toda esta belleza que nos rodea, llegarán pronto grandes momentos, y tu gente, los que te queremos, siempre de un modo u otro te vamos a acompañar.

 

Espera que ya acabo, únicamente una cosa más, ya sé que soy un poco pesado y que no soy un buen ejemplo, que todas mis palabras no se suelen corresponder con mis hechos, pero es que yo también como tú soy imperfecto… Permíteme decirte que la ilusión Alex, la ilusión y tu actitud ante las cosas será lo más importante y lo que más te va a liberar o condicionar, no te dejes vencer por el desánimo o la apatía, y por encima de todo ámate, porque es la única forma de que realmente puedas amar.

 

Mas toma y deja lo que quieras, que no me importan ninguno de tus cortes mientras únicamente sean tuyos…

 

 

Para mi sobrina Alejandra.

Para un hipotético hijo.

A pesar de que aún no puedan leerlo, aunque no lo lean nunca.

Escrito el 28/09/2017

AMANECERES DE RESPUESTA

En el suelo te contemplo,

sentimiento manipulado,

caminante curtido en exceso,

inocente a pesar del cansancio.

 

Nunca es amable tu historia,

¿no te das cuenta?

la derrota es una rémora

que jamás suelta,

se adhiere de por vida,

y si perturba la inquietud

en verdad poco importa.

 

La respuesta diré que es

siempre la misma,

el alba,

el alba traerá esperanza.

 

Aunque en este atardecer

todo esté entre tinieblas,

y tristeza provoquen mis palabras.

 

Sé quizá mejor que nadie

que el eco del dolor proviene de lejos,

y que a su paso todo,

absolutamente todo

lo destroza.

 

Mi padre una vez me dijo,

de las pocas veces que hablaba,

que el tiempo es un amigo sabio.

Mas yo aprendí por mi cuenta,

que es preferible trabajar el olvido

que esperar a no sentir

lo que ahora tanto daña.

 

Por ello

en mí no hay descanso,

libros, escritos,

ordenar lo que ya estaba ordenado.

No hay excusa que no sea válida

si con ella encuentra

paz mi alma.

 

Pues en mi deseo

no hallo ningún latir frustrado.

 

Sin embargo,

debo reconocer

que en ocasiones no lo consigo,

perseveraré,

pues qué le voy a hacer si soy humano.

 

ESCRITO EL 26/08/2017

DEBERÍA HABER CUATRO

No consigo dar credibilidad a los sucesos de esta mañana. Me pregunto si no estaré un poco paranoico tal y como me sugirió sin llegar a ser del todo explícito el doctor Hernández. Sin embargo, a esto no puedo conseguir dejar de darle vueltas…Repasaré todo desde el principio…

 

Tuve una noche tranquila después de haberme quedado ayer hasta las diez escuchando una emisora en la radio. El locutor comentó un nuevo caso de corrupción política, ésta fue la noticia principal de todo aquel día. Lo último que recuerdo antes de quedarme dormido es que estuve pensando sobre lo poco fiables que son las personas que conforman esta sociedad.

 

Ya de madrugada me he levantado, aseado y desayunado como suelo hacer de forma habitual. Me encaminé hacia la estación de metro y me introduje en ella. Tuve que cambiar de asiento porque cerca de mí había un sujeto con un aspecto un tanto turbio. A continuación estuve repasando durante el trayecto mis correos electrónicos desde la pantalla de mi celular. La mayoría de éstos trataban de supuestas ofertas de productos que no necesito y de los que me imaginé que tendrían un precio muy por encima de lo que sospeché costaría realmente su producción.

 

Al llegar a mi destino bajé la cuesta y giré por la esquina que conduce al edificio en el que se encuentra ubicado el almacén en donde trabajo. Todo hasta ese momento era normal, a partir de ahí llegó el alboroto, los nervios, las luces, la policía y el caos…

 

Alguien tomó mis datos y me hizo varias preguntas. Por lo que alcancé a escuchar una persona había muerto en un presunto asesinato cometido con alguna sustancia venenosa, pero en aquel momento todo eran especulaciones y no se sabía nada a ciencia cierta. Al fin accedieron a dejarme subir.

 

Toda la escalera estaba repleta de personas con uniforme y se apoderaba de cada escalón un gran e inusual bullicio. Conseguí llegar a la segunda planta y abrí la cerradura con mi llave para dirigirme a la pequeña oficina del fondo que es en donde desempeño mi labor en la empresa como administrador. Allí me topé con Lucas, el oficial que se ocupa de lo que no son las tareas de pedidos, presupuestos, inventarios y registros, que son las partes de las que me encargo yo.

 

Estuvimos comentando el desafortunado incidente del inquilino del tercero hallado sin vida al amanecer. Ambos teníamos cierta relación con él, solíamos tomar café casi todas las mañanas los tres juntos en el bar que se encuentra justo a la entrada del edificio. Ha sido entonces cuando me he acordado y le he preguntado a Lucas si llegó a darle algún trozo del pastel que trajo el día anterior tal y como me comentó que iba a hacer. Me ha contestado que al final no se lo llevó y que se lo ha terminado él mismo al llegar hoy, me ha pedido disculpas, quedaba poco y no había caído en dejarme nada…

 

En el preciso instante en el que he pronunciado un “no te preocupes por eso”, me he sentido algo extraño, y me ha invadido el presentimiento de que no iban muy bien las cosas.

 

En frente de mi silla, antes de sentarme, me he quedado parado, como paralizado, oía a Lucas silbar en algún lugar al otro lado de la puerta.

 

Es ahora cuando no sé qué debería hacer. No me salen los cálculos. En el armario hay un producto altamente peligroso y en él hay tan sólo tres botellas.

 

Quizá lo mejor es que llame al doctor Hernández. Mientras tanto, Lucas continúa silbando por algún rincón del almacén.

 

ESCRITO EL 06/08/2017

TE ENCONTRÉ

Días y noches

en el desierto,

soledad y llanto

acumulado

en el cajón,

yo, que no tenía fe

en nada puro y sincero,

yo, que no tenía fe

pero al fin encontré

lo que me hizo creer en una razón.

 

Me hallaba perdido

y ausente

entre tanto bullicio,

y tan solo tú

te acercaste para escucharme.

 

Mas mi discurso se hizo torpe,

dudé ante tanto deseo.

Cobarde era y me veo,

temía acabar sintiendo

lo que en este ocaso siento.

 

Nunca sabrás

cuánto te he llegado

a querer,

cuánto te quiero…

 

Y ¡Quién lo diría!.

¡Recordar al niño de antes y

observar al hombre de ahora!.

Mostrando su tonta sonrisa

al despertarse,

guardando en su corazón

únicamente esperanza,

y a cada paso luchando

con más y más fuerza.

 

Aunque nunca sabrás

cuánto te ha llegado

a querer,

cuánto te quiere…

 

Jamás el silencio

me dijo así ningún te amo,

ni una caricia nunca

me fue otorgada sin manos

con tanta pasión…..

 

Y te confieso que

al encontrarte

decidí cambiar mi destino…

y hubo un instante en el que cesó el ruido,

en un momento todo se calmó….

 

Pero jamás sabrás

cuánto te he llegado

a querer,

cuánto te quiero…

 

Y sé que seré

muy feliz

a pesar de que

en ocasiones

me ponga triste,

que te haré daño

sin querer

y que sufriré

aunque nunca te diga que me heriste.

 

Mas esta senda que por azar o fortuna nos ha unido,

de la cual lo único que sabemos

es que no siempre

fue fácil,

es la que deseo recorrer mientras viva,

es un bello sueño del que no quiero despertar

pues no podría soportar que su feliz locura

fuese mentira…

 

Sin embargo,

nunca podrás entender

cuánto te amo…

 

A Marisa Belarmino,

te echo de menos, sé que pronto estarás a mi lado.

 

 

ESCRITO EL 06/07/2017

PRESENCIAS QUE NUNCA OLVIDAN

De niño tuve lo que yo creía que era un amigo. No sé realmente cuándo llegó pues le conozco desde que tengo uso de razón. En la escuela se sentaba detrás de mí, apenas a un par de pupitres de distancia, y cuando me encontraba realizando un examen se aproximaba y se ponía a mi lado quedándose ensimismado ante la hoja de mi prueba.

 

Parecía extremadamente ansioso, pendiente de todas mis respuestas, atento a todos mis actos, siempre incrédulo. Si no conseguía contestar correctamente acumulaba hacia mí un tremendo odio, un gran desprecio, y no lo disimulaba. Sus exigencias no me daban respiro, me inculcó su rigidez.

 

Me repetía una y otra vez: ‘’tú no puedes, tú no vales, no eres lo suficientemente bueno’’, y yo con el paso del tiempo lo fui asimilando.

 

A la hora de acostarme cubría todo mi cuerpo con una sábana y cerraba mi puerta con pestillo, a continuación intentaba dormirme rápidamente pues sabia que él se iba aproximando. Sé que quería llevarme a un lugar solitario y profundo y yo no deseaba que me arrastrase a su abismo de sombras.

 

Llegada ya la adolescencia caí enfermo y me percaté de que esa supuesta amistad de la infancia lo que era realmente era una tortura. En todos aquellos años anteriores a mi juventud cosas como salir a dar un paseo o entablar una breve conversación eran acciones que se hacían para mí muy cuesta arriba.

 

En tal estado de abatimiento y confusión mis padres tomaron una determinación. Buscaron centros especializados y a los médicos más reputados. Ellos pretendieron ayudarme estudiando mi personalidad, dándome pautas de conducta, intentando indagar en mis razones y sentimientos, y así, durante un periodo de tiempo no cesaron las idas y venidas de forma habitual al hospital…mas allí se seguía encontrando él, en todas y cada una de aquellas salas e instituciones que yo frecuentaba. Impertérrito, serio, sorprendentemente joven, cruelmente silencioso…

 

Hubo días en los que me encontraba sin ganas y me costaba respirar, continuar en aquella mentira a la que algunos persistían en llamar vida. En algunos de esos días de abulia creí intuir que en su mirada algo cambiaba, que quizá en él podría hallar algún atisbo de compasión. Mas al rato, cuando yo iba recuperando poco a poco la compostura, él volvía a lanzar una sonrisa entre burlona y sarcástica, y allí se quedaba, ya fuese sentado al borde de mi camilla o apostado en una esquina de cada habitación.

 

En algunas ocasiones cantaba al anochecer y se instalaba en mi cabeza un incipiente dolor durante horas.

 

 

Mas en este momento, siendo ya el adulto que en verdad soy, es cuando puedo asegurar que he conseguido cierta distancia entre nosotros. Sin embargo, debo reconocer que al torcer cualquier esquina le noto aún a mi espalda, pensativo, sigiloso, y sé que revisa todo lo que hago en mi casa y en el trabajo. Cuando sabe que mi pareja no está no duda en echarse a mi lado, le siento, sé que a cada instante está aquí. Ve todo lo que escribo, censura cada letra, y critica constantemente lo que hago.

 

 

No me olvida, jamás me abandona. Continuará mi camino allá hacia donde yo vaya, a pesar de todos mis esfuerzos, aunque luche y haya hecho todo lo posible por alejarme de él… sí, sé que nunca lograré darle de lado.

 

 

ESCRITO EL 13/06/2017

MORENA COMO EL AZÚCAR, PÁLIDO COMO LA SAL

Tú tienes la nariz chata y un corazón enorme, a lo que yo me pregunto ¿cómo te cabe en ese cuerpo?, tan delgado, tan pequeño, tan bello cuando te fijas tanto en conjunto como si lo haces parte por parte.

 

Liso y sedoso se contonea tu cabello con el viento y es tan negro como las profundidades del mar. Tú naciste un gran día y ya se sabía que eras guerrera, te presentaste al mundo gritando y con tu piel morena, preparada así tanto para el llanto como para el sol y su intensidad.

 

Te hallas en la búsqueda perpetua del bienestar de los más tuyos y decidiste ser la niña más seria de toda tu ciudad. Levantaste un muro delante de tus sentimientos, y a pesar de ello aquí me tienes, con mi lágrima fácil, arrastrando este pico y esta pala que es lo que me dejó el sufrimiento en herencia, proponiéndome como jamás lo hice con nada romper ese muro a golpes de amor y voluntad.

 

Me miro en el espejo y lo primero que veo es una nariz pálida y respingona y sin poder ni querer remediarlo a continuación evoco tu sonrisa.

 

Te aseguro que a pesar de que yo nunca me olvido de los más míos también sé que mi trayecto recorre otros valles. Sin embargo te confieso en estas líneas que no sé si mis propias circunstancias me importan, pues continúo y continuaré caminando a pesar de acarrear y de asumir mis propios desastres.

 

Veremos hacia donde me llevan mis pasos y los cambios del camino.

 

Mas todo lo que me falte por recorrer lo quiero hacer aferrado a tu mano, y sé que no sé lo que busco ¿ser feliz?,¿vivir mi vida?….. qué más me da si tú estás en este instante a mi lado.

 

Así pues, aquí nos puedes ver, paseando por nuestra calle siendo tan diferentes a la vez que tan cercanos. Tejiendo al calor de nuestro hogar un proyecto que nos mantendrá unidos, éste consta de sueños y sentimientos, y está hecho con mucha maña y pasión, ahora roguemos porque jamás nadie nos robe la ilusión.

 

Por todo esto nunca dejaré de preguntarme sobre cómo conseguimos que las fronteras que tan afanosamente construimos nos sean tan necesarias. Por qué existe tanto odio entre tanta riqueza y pluralidad de culturas. Por qué no hay más respeto y comunión si todos vivimos bajo la misma luz, si nos arropa por la noche la misma oscuridad, si lo que consideramos como nuestra tierra en esencia con respecto a la del otro no varía prácticamente en nada, si por las venas y las arterias de cada uno corre como corre en la de todos los demás la sangre que nos permite tener lo que es en sí misma nuestra existencia, la sangre que nos da esa vida que debería ser suficiente para tener dignidad.

 

Por qué entonces no intentar comprenderse si en nuestro pecho algo late intensamente y se acelera cuando nos encontramos de frente, si aunque somos tan distintos ni podemos ni queremos evitar lo que sentimos, si no deseamos ocultar nuestro amor ante nada ni ante nadie, y si sabemos que nuestra historia y lo que fue de nosotros nos une, nos hace más fuertes, más humanos y felices…

 

ESCRITO EL 21/05/2017

PESADILLAS DE LOCURA

Tu pesadilla comenzará cuando me muestre caprichoso con tu mente, anidé dentro de ti en el pasado y no dudaré en incubar el terror donde ya lo hice. Pagarás con tu sangre y aún así no desterrarás mi oscuridad. Te prometo que sin consuelo recorrerás este mundo, y ni hospitales ni médicos, ninguno de los que te estudiarán hallará el camino que te aleje de mí.

 

Soy pleno conocedor del caos que intentas ocultar, el experto guía en ese abismo de frustración. ¿No comprendes que te dará igual el silencio?, ¿no entiendes que será inútil aquella fortaleza que formaste alrededor de mi sinrazón?.

 

Aparecerán en la piel de tu imaginación remolinos de confusión y las imágenes que les mostraré a tus ojos aumentarán tu locura. Mediaré para que se acrecente el torbellino de tus contradicciones, no sabrás qué sentimientos habrá en ti, pues usaré malas artes.

 

Tal es el poso de mi conocimiento, tal la sabiduría de aquél que ya vivió lo que antaño no se leyó en ningún texto.

 

Te repito, sí, te repito que en tu cama la muerte acariciará tus sueños, mientras, todo a tu alrededor mentirá, nadie será en frente tuyo honesto y no habrá para ti en la calle ni comprensión ni bondad.

 

Mas no pienses que tienes una escapatoria creíble, pues no te queda más salida que la de dejarte llevar, no podrás abandonar la apatía ni mi abulia maldita, y así, día tras día juro que tu esperanza dentro de muy poco desaparecerá.

 

Ostentarás en tu rostro el amargor de las lágrimas y en tus puños habitará el odio y la resignación…Sé que volverás a aprender a querer lo que dentro de ti jamás has amado, y únicamente será realmente tuyo el insomnio, tuyo tan solo el espejismo de una existencia, pues mía será por entera, para mí es tu voluntad.

 

Haré que te inventes leyendas bajo sábanas de espanto y tu habitación será tu tumba. Quizá sientas que es esclava tu alma, mas no te preocupes, porque eso hará que yo pasee libre por tus venas, eso hará que yo viva a la vez que muere lo que hay de ti en tu interior.

 

Conseguiré que nadie pueda ver más letras que escribas, te hundiré en la pena y el cansancio. Todos te olvidarán y tan sólo quedará mi voz…

 

Para finalizar te puedo asegurar que en esta guerra no hay reglas, no hay crueldad. No existe el tiempo, tan solo encontrarás por sus inciertos recovecos sufrimiento y soledad.

(Los enemigos te dirán que no puedes con ellos, que no luches, pero yo ví con mis propios ojos que hubo gente que a este enemigo venció…)

ESCRITO EL 02/05/2017

EL PASEO

Vamos a pasear por caminos hilados de tierra, a expresar un “te quiero” a un hermano al clavarle las agujas de tejer. Vamos a cantar con tu madre al calor de la lumbre y agarremos con fuerza las manos del padre, que gracias a ellos alcanzaremos cualquier cumbre, pues ambos nos enseñaron lo que es la entrega y lo que significa valer.

 

Caminemos de puntillas por aquel periplo de camilla y soledad y olvidemos las inyecciones traicioneras, no volvamos a sentir jamás aquel dolor del ya se van, ni recordemos aquel áspero cartón de tu nueva cartera.

 

En vez de eso sumerjámonos en el cine, en sus siete enanitos y en lo que significa esa llama con la que te desea decir papá: “no te preocupes, que estaré por siempre a tu vera” aunque sea detrás de esta tapia y de su injusta frialdad.

 

Después recorramos Toledo por su calle ancha y hagamos que el azar oscurezca una vez más aquellas luces de bar, que hay para ti un “TQ” reservado en el silencio, un te amaré callado, aunque él ya te desveló ese misterio en el altar …..

 

Y llegarán tres llantos, tres alegrías y esa felicidad de que nos tienes. Así pasarán de largo con el viento las nubes y lo que más añoraremos es el poder ver un árbol tras el cristal.

 

¨Yo estoy bien, tú estás bien¨ será desde entonces un credo, mas sigamos en este atardecer caminando, ya que todavía nos queda mucha vida por delante y cientos de amaneceres para poder soñar…..

 

Y ahora prométeme que volveremos alguna vez a estos caminos hilados de tierra y que nos clavaremos agujas de tejer, que cantaremos en la cocina con mi abuela y que no hay mucho más que pensar y si unas manos abiertas que siempre nos van a acoger….

 

ESCRITO EL 15/04/2017

LEER, ESCRIBIR Y AMAR

Quise ser un cisne

y mira lo que escribo.

 

Entre cuestas

y un puerto nací

y me educaron en la Fe

del no valgo.

 

En frías noches

de confusiones y llantos,

al amparo de una tenue luz

y sobre las páginas

de cientos de libros jamás olvidados,

a mis héroes conocí

y mis fantasías se fueron trazando.

 

Así me hallé pronto

como querubín martirizado,

oyendo murmullos en soledad,

las risas y las mofas de

los que siempre estuvieron

y estarán más alto.

 

Mas ese suplicio

envejeció y se hizo pasión,

pues se dijo

que sean grandes

los que en verdad lo son,

aquellos literatos

que me han enseñado

en esta vida tanto.

 

* * *

 

Quise ser un cisne

y mira lo que escribo.

 

Letras que quizá

no merezcan ni el papel.

 

Sin embargo

aún conservo

estos ojos que ansían

ver las letras que otros escribieron,

esas que algunos escribirán

y este latido que por ti Marisa

va comprendiendo lo que es amar…..

 

Confieso que me da lo mismo no haber sido nunca ningún cisne

y que de mis manos no consiga brotar su belleza,

pues no abandonaré jamás mis sueños,

ni me desharé de esta pluma

a pesar de que mis dedos la usen

con mayor o menor destreza.

 

* * *

 

Hoy en mi escritorio

he dejado olvidados

dos trozos de papel,

en uno hay escrito

no dejes de

hacer lo que amas

y en el otro

plasmé estas letras

que ahora podéis ver.

 

 

ESCRITO EL 07/04/2017

SOLO HAY UNO

Existen hombres que miran más allá de sus propios sueños. Hombres que se sacrifican calladamente, que intentan no hacer ruido y que no saben lo que es pedir ayuda o decir un te quiero.

 

Hombres que abandonaron su vocación de maestro para conseguir que los que le rodeaban pudieran tener más facilidades para cumplir sus proyectos. Que son responsables, rectos y honestos, que honraron a su padre hasta la muerte y que protegen a los suyos aunque tiren a la borda parte de su vida y de sus deseos.

 

Ellos parecen tener un corazón de acero, mas hay dolores de los que nunca hablan, y no les pidas que expresen sus sentimientos puesto que no saben. Nunca te dirán qué les pasa, cuál es la causa de su padecer, de su nostalgia….. Sin embargo, aunque no se den cuenta algunos hemos aprendido cómo interpretar sus tarareos, su mirada, la contundencia de sus palabras…..

 

Son hombres que echamos de menos en nuestra infancia, que estuvieron ausentes, a pesar de que por nuestra causa ellos tuvieron muchos desvelos. Eran a los que esperábamos con el pijama, a los que les solíamos pedir una explicación casi sin saludarles aunque la pregunta nunca fuera un ¨por qué no estás¨, sino que versaba sobre algún ejercicio o problema de matemáticas.

 

Han sido los que más nos han marcado, quizá con los que más injustamente nos hemos comportado…..

 

Pero no es cuestión de escudarse en este día en un término genérico, no es momento a estas alturas de ocultar que cuando digo ¨hombres¨ hablo tan sólo de uno en especial y cuando escribo ¨nosotros¨ lo hago de mí mismo…..

 

Lo que había entre él y yo por mi parte era la incapacidad de no saber comprenderle, quizá algo de odio o de rencor, algún texto que guardé y perdí entre otros papeles en algún cajón a estas alturas olvidado. Pero por encima de todo el anhelo de conocer a esa figura que salía a las cinco de la madrugada sin que yo me enterase para que pasado casi todo el día retornara a casa justo cuando ese niño solitario que me representaba, veía cómo se escapaban los minutos en el reloj de la cocina para estar junto a él, ya que me tenía que marchar pronto a la cama.

 

Puedo admitir que no le entendí porque no sabía cómo escucharle, porque no comprendía una forma de actuar que ahora en el presente yo también voy adquiriendo, y llegado este momento me he dado cuenta de lo que me voy pareciendo a él, acarreando bastante a menudo el papel similar que interpretamos de malos en esta película que tiene un principio y un fin, y que durará justo lo que dure nuestra existencia.

 

También sé que entre los dos hay inmensidades de tierra y de selva en los que fácilmente se pueden descubrir y distinguir nuestras insalvables diferencias, pero siento que el respeto es mutuo y los gritos entre ambos se calman en el preciso momento de su término.

 

Sin más confieso que este es un escrito que hago para un día que está señalado y que éste sirve perfectamente de excusa para decir las cosas que sientes y que en otras circunstancias no dirías, siendo dicha excusa de la que me he servido y la que me ha estimulado, porque al ser humano en general nos cuesta expresar lo que sentimos ya que los sentimientos nos hacen vulnerables, aunque luego, con el paso del tiempo, nos solemos lamentar y nos arrepentimos de no haberle confesado a ese alguien especial aquello que llevamos bien dentro….

 

Nos cuesta decir cosas como estoy orgulloso de ti, todos cometemos fallos pero tú has sido mi mejor maestro, gracias, fuiste y eres un apoyo fundamental, intentaré cuidarte si flaqueas no sólo porque tú lo hiciste por mí, sino clara y sencillamente porque te quiero…… sí, nos cuesta mucho expresar estás cosas, nos falta valor y yo por supuesto no soy menos…….por eso te dedico este texto a ti papá, pero por favor, no me pidas que te diga algo similar mañana, pues sabes que nunca podría decir lo mismo que digo aquí, no es lo mismo escribir estas palabras en un cuarto a solas que decirlas en frente de la persona a la que van dedicadas.

 

ESCRITO EL 18/03/2017

COMPORTAMIENTO INAPROPIADO

Pronto se celebrará el juicio de Salvador, un hombre que cometió un delito de los que a estas alturas de la historia nos son difíciles de concebir. La gente espera exaltada, clama con rabia pidiendo venganza y busca en los diferentes periódicos nuevas noticias sobre el caso, a cual más escandalosa, a cual más amenazante para con la sensibilidad humana.

 

La policía teme el efecto que podría provocar en la sociedad y vigila ante la posibilidad de que surjan imitadores. Especialistas de la mente criminal estudian el caso con la máxima meticulosidad y cuidado, aconsejan que no se cuente ni se permita tener acceso a los menores de edad a los detalles del proceso por someros que sean estos, para evitar de este modo que un cerebro en formación se impresione. Por lo demás la opinión pública se siente asustada y exige la pena más elevada.

 

Los hechos están claros y son demostrables, el ajusticiado, encerrado en la prisión más segura de este país fue entrevistado y en su declaración no cejaba de sonreír, acentuando su condición de culpable, pues lo hacía con sinceridad, sin sarcasmo ni dobleces.

 

Los sucesos son los que se relatan a continuación:

 

Salvador se levantó un día del otoño pasado y se encaminó al tren como en él era habitual, al estar el vagón lleno y todos los asientos ocupados osó en dejar el suyo a una mujer embarazada, siendo este su primer delito. No contento con esto, inspirado como estaba en su aura de bondad, ayudó a su compañero de trabajo a terminar un asunto de máxima prioridad sin escurrir ningún bulto, dando la cara junto a él ante los posibles errores que se pudieran encontrar, al regresar a su casa subió las bolsas de la compra a una vecina ya anciana que apenas podía ni mantenerse a sí misma en pie y no satisfecho con eso, casi al anochecer, dio la orden a su banco vía online de pagar todas sus deudas, tiró la basura de forma clasificada para que fuera reciclada y llamó a sus padres para pedirles perdón y para decirles lo orgulloso que se sentía de ellos. Como colofón les comunicó que en cuanto tuviese un instante acudiría a verlos.

 

Lo verdaderamente imputable es que todo ello lo hizo porque quiso, nadie le obligó, puso toda su buena voluntad y en sus sentimientos no se encontraba ni odio ni resentimiento, tan sólo se veía en él una increíble empatía acompañada de un intenso y maravilloso amor.

 

Un escándalo señores, algo reprobable de cualquier modo, ¿cómo alguien puede hacer tales acciones sin buscar nada a cambio?…..

 

Los hechos son imperdonables, pues deja a toda nuestra sociedad en un pésimo lugar. A muchos de nosotros nos hace sentir de una forma ruin. Así pues pido mediante este escrito que le encierren para siempre, que la comunidad lo que quiere es la conciencia tranquila, no se pueden consentir más comportamientos como los de Salvador, son absolutamente honestos y por lo tanto inapropiados.                                         

 

ESCRITO EL 05/03/2017

SER LUZ Y PASIÓN

 

Hay amaneceres

 

en los que me cuesta abrir los ojos

 

y me da por pensar.

 

 

 

¿Tiene algo un sentido?,

 

¿mis labios de nuevo podrán abrirse

 

para hablar?.

 

 

 

Miro entre mis cosas en busca

 

de algún recuerdo,

 

en un marco tu imagen,

 

 en el papel bellas letras,

 

un pequeño impulso,

 

ese motivo que me de argumentos para poder

 

continuar….

 

 

 

Mas en esos días tan sólo

 

deseo refugiarme en tu regazo,

 

notar cómo acarician

 

mi cabello tus manos

 

y que pase así de largo el tiempo y la lluvia.

 

 

 

Hay anocheceres en los que soy fugitivo de mi desdicha,

 

albas en los que abandonaré totalmente la frustración,

 

porque en este ocaso soy un hombre triste de  soledad y sombra,

 

mas después de la oscuridad

 

volveré a ser de nuevo luz y pasión.

 

 

ESCRITO EL 22/02/2017

MIRÁNDONOS DE FRENTE

Nos observamos. Nuestros caminos son diferentes, el mío trae consigo alegría, y al suyo le envuelve un velo de llanto…..Su paso es errático, desconfía hasta de su propia sombra, y titubea y se sonroja si me ve… mas las dos vamos siempre de la mano, porque aunque opuestas somos una, una prolongación eterna con un pacto firmado.

 

Ella vigila mis pasos, pendiente de cualquier desliz, y me termina arrebatando lo que yo he amado. Al doblar la esquina allí la encuentro, inmensa, amenazante, encaminándose hacia el ocaso….. nos observamos, y me dice: Se acabó, de nuevo no lo has logrado.

 

Nos miramos a los ojos, ella desafiante y altiva, yo dubitativa y vencida… y me alejo imaginándome un mundo en el que no esté ella…

 

Mi nombre no es otro que Vida, y a mi prolongación y eterna compañera la llamo Muerte.

 

(Este escrito es el resultado de otro que escribió una excepcional mujer llamada Cova, amiga sincera y para mí un ejemplo como persona, GRACIAS)

 

 Escrito el 30/01/2017

AQUEL MUCHACHO

Suelo estar en mi tienda temprano, antes de ver cómo se despereza la vida del comercio urbano, antes de que los chavales se encaminen somnolientos y con cierto disgusto a sus primeras clases, en esa hora en la cual el rocío aún se adhiere a la hierba, en el leve intervalo de tiempo en el que el canto de los gorriones todavía no es sustituido por el del motor de los coches.

 

Suelo saborear un café antes de abrir mi negocio, justo cuando los estudiantes se encaminan apresurados al instituto.

 

Veo día tras día a todos esos jóvenes, y así llevo años, pero de todos ellos tan sólo recuerdo a uno en el que solía fijarme. Creí hacerlo por una empatía un tanto irracional, o quizá porque ese adolescente me recordaba al que yo también fui.

 

Le solía observar casi siempre rodeado de amigos, otros chicos y chicas que sin embargo yo intuía que eran distintos a él. Mi negocio se encuentra a poco más de cien metros de la puerta del instituto de la zona, y por las tardes, al dar por concluida mi jornada laboral e ir de camino hacia mi casa, mirando a través de las vallas, le encontraba en la pista entrenando con el equipo de baloncesto del centro.

 

Veía cómo destacaba, cómo sobresalía por su potencia, por su dominio en el aspecto físico y en la técnica, por su visión y entendimiento del juego, por el liderazgo que su entrenador y sus propios compañeros le atribuían, pero sobre todo por su alegría, porque a cada lance del juego parecía dejarse la vida.

 

Era en esos instantes, allí como me encontraba parado, viéndole entrenar y relacionarse, en los cuales yo más me preguntaba a mí mismo el porqué de la relación que había creado en mi interior entre él y yo, y no hallaba en ese momento ante esta cuestión respuesta alguna. Mas de repente, de un día para otro le descubrí caminando sólo, y en su cara vi cómo se reflejaba una profunda tristeza. Parecía que los que antes le rodeaban y le apoyaban ahora le rehuían, y por la tarde, al encaminarme hacia mi hogar me sorprendió no encontrarle entrenando en la pista, y más aún cuando al buscarle con la mirada le encontré en un rincón alejado del banquillo, sin ningún balón cerca suyo, mostrando un aspecto gris, un espíritu sombrío, y ante tal visión sentí una punzada de angustia, y me sentí en aquel anochecer desconsolado, casi no pude dormir, me hallaba intranquilo.

 

Al amanecer siguiente no le encontré, no fue al instituto, y por la tarde la canasta y sus compañeros parecían que habían ignorado desde hacía más tiempo del que en realidad había transcurrido su ausencia, todo parecía continuar del mismo modo sin él, y se podría decir que para este mundo aquel adolescente desaparecido no era ni tan siquiera un lejano recuerdo.

 

Fue en ese instante cuando tomé conciencia y lo comprendí, cuando descubrí claramente el porqué entre aquel muchacho y yo hice una relación de semejanza, y desde entonces cada mañana me le imagino dentro de una tienda saboreando un café, sonriendo al poder evocar sin dolor las amarguras del pasado, levantando al fin sus ojos y sintiéndose tal y como ahora yo me siento, siendo ante esta vida libre y feliz.

 

ESCRITO EL 22/01/2017

EL NIÑO QUE NO QUERÍA GORRINOS.

El recuerdo más feliz,

la juventud de mamá,

los empachos

a pan y leche caliente,

aquel nunca te abandono,

y las sonrisas de gente ajena al pasear.

 

Una senda que estoy perdiendo,

un refugio que dejo atrás….

y en mis zapatos ya no hay

ningún regalo de gorrinos,

ni hoy están a mi lado

los que en mi pecho y en mi mente

siempre están.

 

La nostalgia más profunda,

un barco a la deriva,

y algo en lo que puedo sumergirme,

sobre todo cuando la oscuridad de mis noches

me hacen temblar de frío,

o cuando la tempestad jalea a mis miedos

para que rompan lo que es ya de por sí

una alma quebradiza.
 

La niñez es

mi recuerdo más feliz,

la juventud de papá,

y aquel nunca te abandono.

 

Hoy me desperté siendo un adulto,

aunque reconozco

que al abrir mis ojos e ir a ver mis regalos

desearía más que nunca encontrar algún gorrino

entre mis zapatos.

 

 

(A MI FELIZ NIÑEZ EN LA QUE FUERON FUNDAMENTALES MIS PADRES)

 

 

ESCRITO EL 06/01/2016

SEIS DÍAS

Camino por un pasillo desnudo a esta hora de gente, y pienso en ti, en que tan sólo hace un par de minutos te estaba abrazando.

Deambulo ahora que estás ausente como un sonámbulo ciego y pesaroso, como un hombre que se siente despechado ante el mundo que le tocó vivir. Sé que ya se encuentra entrada la noche, aunque no distingo ni el tiempo ni hallo sentido a ningún viaje si no estás tú junto a mí.

El horizonte que observo se ha convertido en dos luces aproximándose desde la oscuridad, y yo sin poder evitarlo continúo pensando…

Dos borrachos discuten en el vagón, y me alejo, sí, a cada estación que llega yo estoy más y más lejos.

Me viene a la memoria que de esta línea te escribí en nuestro pasado un texto, y evoco la expresión de tu rostro en el momento en el que lo leíste, parecías tan sorprendida, tan orgullosa y contenta, tan enamorada de mí…

En este instante debo de reconocer que la tristeza me envuelve, que siento una gran añoranza en mi pecho, tengo la necesidad de oírte, de verte, de sentir el tacto de tu piel……. Tan sólo cabe decir que estoy pensando en ti…

Ya estoy realizando el transbordo en la estación de Canal, nueve minutos de espera, y otros seis días más.

La parada en ¨Islas Filipinas¨ me tienta a emigrar contigo, pero nuestro viaje continúa, la historia que estamos construyendo seguirá escribiendo sus letras bajo este cielo de Madrid.

Finalmente llego a mi destino, y de ahí al hogar que ambos una tarde, una noche, y todo un día a la semana compartimos. Al entrar y notar su inmensa soledad, su melancólico silencio, me doy cuenta de las interminables horas, los desesperantes segundos volviéndome loco antes de verte de nuevo, a pesar de que siempre me queda la esperanza de que mi alegría retornará en seis días.

Mientras tanto, pienso en ti….

(Para Marisa Belarmino)

 

ESCRITO EL 31/12/2016.

VELAR POR SIEMPRE TUS SUEÑOS 

Sentado a tu lado

te observo,

y me pregunto si yo podría

querer más.

 
Desearía comprobar que cumples

todos tus sueños,

los de la dura infancia,

los que atrajo tu fuerza,

los que quizá conmigo tendrás…

 
En esta noche de invierno

que es tan fría como lo es de hermosa,

te robé este instante dormida,

y te vi más bella que a ninguna otra rosa…

 
Fue en ese mencionado instante en el que me prometí

que siempre velaría por tus sueños,

y sin hallar respuesta

me pregunto,

cómo pude yo llegar a amarte tanto,

y beso levemente tu mejilla,

me quedo observandote a tu lado.

 

 

ESCRITO EL 25/12/2016

MERECE LA PENA

En el instante en que la luz de una solitaria farola alumbra la calle,

sentado como ahora estoy en mi cuarto en frente de este papel aún en blanco,

me entra el deseo de no escribir para así no expresar nunca más mis penas,

y quiero arrancar de cuajo todo el pesimismo llenando

como así hago cada vez más a menudo

de letras tristes mi papelera.

 

En estos momentos bajos

es cuando cierro mis ojos para visualizar tu rostro,

y mientras siento en mi piel el calor de tu tacto

me parece oír tu risa,

sólo así mi pecho consigue calmarse,

pues sé que tú, sueño mío, te encuentras a mi lado.

 

Algunos pocos me enseñaron

que existen personas que como tú intentan buscar en donde otros jamás lo harán,

que la locura no es ningún hándicap si se sabe interpretar,

que la mayor estupidez es cerrarse a un sentimiento,

y que hay que tomarse a uno mismo muy poco en serio,

que las cosas realmente importantes no cuestan dinero,

que quererse es el principio para poder querer a los demás.

 

Me negué en el pasado la ilusión que los míos consiguen en el presente darme día tras día,

pues lo que me rodeaba estaba impregnado de desesperanza, dolor y soledad.

 

Ahora mi odio hacia este mundo se ha tornado en cariño,

y mi absoluto abatimiento fue destronado por la felicidad.

 

Por la ayuda y la comprensión que algunos me han otorgado

he comprendido el verdadero significado de la palabra amistad,

gracias a la inmensa paciencia de mis padres

que jamás me abandonaron,

se ha recuperado al hijo perdido

que nunca como en este momento se ha sabido valorar….

pero sobre todo por encontrarte a ti cariño

que eres la fuerza por la que conseguí amarme y amar,

lucho y lucharé por esta vida,

ya que os debo mi alegría,

conoceros a vosotros ha hecho que sepa

lo que merece la pena de verdad.

 

ESCRITO EL 03/12/2016

LA LUZ QUE ATRAVIESA LOS BARROTES

Observo ese pequeño hueco de luz en lo alto, ese cuadrado en el muro que está atravesado de arriba hasta abajo por tres barrotes.

 

Pienso en ti madre, en la protección que me ofrecían tus brazos y en el calor que desprendía tu regazo. Me viene a la memoria también una brisa primaveral, y el sonido del vaivén de las ramas en uno de aquellos parques de la infancia, el tacto fresco de la hierba rozando mi espalda, y puedo oír mis propias risas, en la retina de mis ojos aún se conserva la sonrisa que iluminaba tu cara.

 

En este instante y desde hace ya demasiado tiempo la luz a mi alrededor parece languidecer, no me quedan ya amigos, no tengo amor, tan solo me queda lo que no quiero, lo que para muchos es un sueño o una ilusoria pretensión.

 

Por si no lo sabes mamá soy coleccionista de estampas, de papeles que lo podrían comprar todo. Sin embargo, en realidad, no poseen ya para mí ningún valor. Acumulo terrenos y edificios, y levanto negocios que se iban a la ruina. Aunque reconozco que lo hago intentando hacer a otros mis esclavos, pisando lo más que puedo al prójimo, consiguiendo después lavar mi imagen pues la mayoría me cree cuando exclamo que yo no soy culpable de nada.

 

Me levanto cada mañana con la convicción de que no necesito sentir ni remordimientos ni empatía ni por nadie ni por nada, pues Dios no existe porque el único Dios posible soy yo.

 

Miento tanto o más de lo que otros pretenden mentirme a mi, pero siempre gano, mas sé que mi existencia es un fracaso, y compruebo cada noche al hacer repaso que mi corazón anda moribundo por las tinieblas de un camino desolado.

 

Te confieso madre, que tres esposas tuve a las que nunca amé, por lo que no puedo culparlas al saber que ellas tampoco me amaron. Mil amantes dejaron mi cama fría, y gracias a ello otros tantos billetes en mujeres malgasté.

 

Compruebo que el mayor premio que me han concedido es mi soledad y un pecho que apenas late, y que mi condena se basa en tres pilares….

 

El primero es la ausencia de amor, pues éste se fue contigo a la tumba.

 

El segundo es este deseo exacerbado de poder que me convierte en un hombre desdichado y pobre.

 

El tercero y último lo conforma la vergüenza que me acompaña en todo momento, pues me convertí en un hombre opuesto a ese ser ejemplar que quisiste que fuera, ese hombre honesto que destrocé rompiendo así la esperanza de tus deseos.

 

Oigo cómo unas llaves abren un cerrojo a mi espalda, sirvió el dinero que pagué por mi ficticia libertad que a partir de ahora es pactada.

 

Sí madre, tres barrotes son mi vida y una tenue luz es la única salvación posible que me aguarda. Esa luz eres tú, te pido que ayudes a mi alma.

 

Por favor, perdóname por no haber conseguido ser quien tú esperabas.

 

(CON LA ESPERANZA Y EL DESEO DE QUE LOS SERES HUMANOS NO PERDAMOS NUNCA LA CONCIENCIA)

 

ESCRITO EL 22/11/2016

YO NACÍ EN TI

Remanso de tres culturas,

lugar de ensueño para un poeta,

el Cristo de la Vega

realza tu leyenda,

se puede oír por tus rincones y patios

el canto de tu Virgen del Sagrario.

 

Rodean tu silueta

mil misterios y la alquimia,

el Tajo y su manso caudal de agua.

 

Ellos son parte importante de tu vida,

secretos a voces de tu historia.

 

Tu lluvia es espesa,

y el calor en ti

es arte,

la peor de las noches posibles

de Toledo tomó su nombre.

 

Sin embargo….

No puedo acostumbrarme a vivir

sin los paseos por tu calle ancha,

ni sin esos martes

en los que tan solo se venden sentimientos,

sin esas cuestas en donde sin esfuerzo

la hermosura se palpa,

ni sin ese día del Corpus

que es tu fiesta más Sagrada.

 

De damasquino son tus entrañas,

y una figurita de mazapán es tu riqueza,

la Mancha te mira en lo alto,

y tu alma es ese cuerpo de Cristo

que da sentido a tu legado.

 

Tus murallas nunca serán derruidas

y nuestro Alcázar jamás se rendirá,

mientras lata el pecho de este pueblo,

que te ama y venera de verdad.

 

 

Bajo tus centenarios olivos y trabajados viñedos,

al amparo de tu águila imperial,

yacen mi abuelo y mi abuela,

allí sus cuerpos juntos y enamorados están.

 

Escuché que desde ti también se va al Cielo,

comienza un camino desde tu camposanto

hasta las puertas que dan paso al Altar,

alguien lo atestigua sin ningún disimulo,

lo descubrió desde el campanario de tu catedral….

 

Y si miento que suba el brazo nuestro Cristo,

y que borre mis letras al decir,

que tú Toledo eres bella y eterna,

que tú Toledo eres la ciudad en donde yo nací.

 

ESCRITO EL 01/11/2016

LA ROSA Y SU LLAMA

Un camino cubierto de hojas secas, la frescura que sentí al alba, esas verjas desde donde podía vislumbrar el jardín, y ese olor tan característico a rosas que me dio la bienvenida, todo ello lo recuerdo, todo ello viaja conmigo porque es parte de mí.

Hace un par de semanas pasé un día celebrando la navidad en familia en una fecha que no se corresponde según el calendario, y en aquella mañana de finales de noviembre quise dar las gracias a una persona que más que otra cosa podría denominar como amiga. Me recibió con la dulzura de su sonrisa, lo cálido de su abrazo, y la ligereza y desenvoltura de sus suaves y alegres carcajadas, la confesé antes de que amanecieran mis padres, que en mi interior aposentaba un sentimiento de absoluta frustración, pues me veo como un hombre sin valor, soy un hijo avergonzado, pues no puedo cumplir con todo aquello que deseo.

Entonces fue allí, en aquella cocina aún medio en penumbras, cuando me comentó con una mirada vivaracha y risueña y con una voz serena y llena de bondad, que mis padres es verdad que se hallan enfermos, pero que debo continuar haciendo lo que hago, porque lo que ellos realmente quieren es tener la oportunidad de sentir en su piel la emoción de ver mi triunfo, quieren observar cómo disfruto con lo que realizo, sin olvidarme, eso sí, de tener algún tiempo para acordarme de ellos. Siempre podré hacer alguna llamada a lo largo del día o de vez en cuando una visita inesperada…. pero sobre todo me dijo que lo que más desean mis padres es mi propia felicidad, y que, además, por supuesto, para cuidarles en las cosas cotidianas ya está ella.

Fue a continuación, antes de que yo pudiera balbucear palabra alguna, cuando se oyeron unos pasos y se abrió la puerta. La presencia de mi padre me hizo guardar silencio, y algo más tarde, después de los desayunos, preparativos y diversas tareas, tuvimos sobre la mesa una comida suculenta. Disfrutamos en familia y también ella se sentó con nosotros, pues desde hace tiempo es parte de ésta.

Con la excusa del descanso, antes de volver a partir aquella misma tarde, subí a mi antigua habitación, cogí una pluma y una hoja en blanco, y escribí un texto que después metería sin que nadie lo supiera en el bolsillo de un abrigo suyo que se encontraba colgado en la percha de la entrada, tal escrito dice así:

 

LA ROSA Y LA LLAMA

Cuando la calidez del sol

aún no ha aparecido,

y la mañana es todavía

fruto de un espejismo,

se levanta una rosa

en silencio

para disipar la bruma

de nuestro jardín.

 

Se afana sin descanso,

elimina el intenso frío

que dejó tras su paso

el rocío,

y así cuida de las demás flores,

les proporciona el calor necesario.

 

Se preocupa

otorgando cariño,

y se entristece

si las ve sufrir,

pero sólo lo hace

cuando se halla a solas.

 

¡Mírala! ….

jamás se oculta de ella la sonrisa,

a pesar de los pétalos marchitos,

aunque envidiosas rosas claven espinas en su tallo.

 

Decidió dar su máximo esplendor

manteniendo siempre

su llama encendida,

dándole vida

a la luz de la pasión.

 

Para esa bella, vigorosa,

y apasionada rosa

es este texto que he escrito

en un intento de mostrarle mi gratitud,

pues sería algo ridículo regalar una flor a una rosa,

algo absurdo no tenerla cariño,

y estúpido no hacerlo de corazón.

 

(PARA TERE, CON CARIÑO Y GRATITUD)                                              ESCRITO EL 29/10/2016

UNA SONRISA CUALQUIERA

Tu sonrisa no me eleva,

y aunque aparenta belleza

¿es que no lo hacen también las demás? ….

 

Nunca creó  escuela alguna,

ni jamás fue muy distinguida,

no posee ningún don

ni afilado filo

como para poder matar….

 

Tu sonrisa es caduca,

y viene de tierras lejanas,

a veces se presenta

como una mueca en tu rostro,

y sospecho que no siempre

expresa alegría,

no siempre me muestra de ti

la felicidad.

 

Pero aunque para otros pudiera ser

una sonrisa cualquiera,

por verla aparecer

yo intento ser un mejor hombre,

porque su hermosura

es real y sincera,

porque estando a mi lado

me enseña a amar.

 

Mas si al alba se encuentra oculta,

ella es la única que al ascender el sol

mi corazón añora,

por ella haría siempre el ridículo ante este mundo,

y la buscaría sin descanso,

me convertiría en un perro

para hallar su rastro……

 

 

 

Porque tu sonrisa

posee las llaves que abren el paso a mi esperanza,

y es el aliento que sustenta mi ánimo,

es lo que da sentido al horror de este valle

frío y cotidiano,

ella le da dulzura,

le imprime un agradable y luminoso calor.

 

Tiene su hogar en mi pecho,

allí se alimenta de un fuego que mantendré eterno,

llamas de pasión,

luces de ardor doradas,

sombras de lluvia al amanecer

si no veo en tu cara

lo que mi corazón aguarda….

 

(A MARISA BELARMINO, NUNCA DEJES DE SONREIR)

 

 

Escrito el 10/10/2016.

BROTES KAFKIANOS

Tu mano alzada, el aroma que desprenden tus cabellos aún conmigo, y en mi mente y mi pecho la desolación. Porque te pierdo, porque mis ojos ya no te ven.

Vas camino de otra tierra que aún yo no conozco, un lugar con el  que soñé cada noche,  puesto que en un hermoso futuro quería vivir allí a tu lado.

Mas en este ocaso mi esperanza se desvanece, se esfuma como lo hará la ceniza que se desprenderá cuando queme lo que sé que será mi último escrito encima de un confuso papel.

Cae la noche y siento frío, a pesar de que el calendario me dice que estamos en pleno agosto, y mis pasos me encaminan pesaroso y lánguido hacia el metro, encaminándome hacia una casa vacía, hacia un hogar que sin tu presencia guarda silencio, pues no sabe qué hacer o decir, pues tan solo siente dolor y tristeza.

Observo mi cara reflejada en el cristal, y sí, aún consigo reconocerme, todavía sé que ese rostro me pertenece. Es evidente que algo en mí ha cambiado, y también que te lo he intentado ocultar. Sin embargo, no sé si lo habré logrado.

Y a pesar de que estoy seguro de que ha sido demasiado duro para ti que en estas dos últimas semanas antes de tu partida haya rehusado a hacer el amor contigo, que no haya querido tocarte, a pesar de que sé que he estado bastante irascible y en apariencia ausente, también sé que en este instante estás preocupada, que como lo has hecho siempre allí arriba también a esta hora me quieres.

Te agradezco, aunque no puedas oírme, que en estas últimas horas que hemos estado juntos hayas intentado quedarte a mi lado, pues me amas y por ello no deseabas marcharte, pero por eso insistí, y en este momento sentada en ese avión que te va alejando poco a poco, sé que continúas teniendo dudas, sé que como yo estoy haciendo a su vez contigo, tú no puedes dejar de pensar en mí.

Y ahora estoy abriendo la puerta que da entrada a nuestro hogar, y al cerrarla me pregunto si debería sellarla por dentro. Voy a convertir estas paredes en un mausoleo en el que no deseo que me vengas a visitar, pues no quiero que regreses. Prométeme que no volverás  nunca, mas  no te equivoques, hago lo que hago porque ahora más que nunca te amo.

Voy al aseo y me toco por encima de la camisa mi pecho, quizá debería ir a un hospital, pero siento un intenso miedo.

Algo en mi crece, como una mancha  de liquido oscuro que se esparce inexorablemente.

Te pido que vueles alto mi amor, convierte todos tus sueños en realidad, porque si lo haces así también convertirás los que en estas dos últimas semanas yo he hecho a su vez como míos.

Porque me estoy convirtiendo en una especie de cucaracha solitaria, en una mirada que cambia a cada momento. Por favor, huye, vete y no vuelvas, no pienses mucho en este monstruo que intenta ocultarse, y  no te acuerdes de nada más que de lo bueno que ambos hemos vivido….

Pues todo lo hago porque te amo, y no dudes de que me encuentre en donde me encuentre te amaré siempre.

 

ESCRITO EL 14/09/2016

INEVITABLE EN ESTE DÍA

 

Este ocaso de agosto

divide su luz

entre el sinsabor

de un mar solitario

y el silencio 

de una tempestad

que escucho a escondidas.

 

 

Tiembla mi cuerpo

por un temor

que se origina

en el norte,

y mis sueños

solo alcanzan a divisar

la tristeza de una pared,

sin tenerte aquí a mi lado

decidí llamar sinrazón

a todo lo que me ofrece la vida,

y al tiempo perdido sumergido en tus recuerdos 

le denominé 

desolación. 



 Encerrado en mi mente

lucho por intentar mantenerme cuerdo,

y desconsolado me pregunto…..

¿Por qué no se apiada la esperanza de este sufrir?

¿Es que ella no puede comprender lo mucho que te echo de menos?…



Te confieso

que en este momento

me avergüenza mi desnudez,

puesto que aunque yo no quiero decirlo

mi alma tiene este anhelo….




   Te amo sin ninguna censura,

lo hago sin hallar frontera,

 sabes que mi tinta

no te puede mentir nunca,

mi latido es lo que demuestra

lo que en realidad por ti siento.



(ESCRITO PARA MI AMOR Y MI VIDA MARISA BELARMINO EN EL DÍA EN EL QUE CUMPLE OTRO AÑO)

 

 

ESCRITO EL 17/08/2016

 

OCHO

Abro los ojos y todo a mi alrededor se halla en penumbra, se apodera de mí una sensación de extrañeza. Al mirar hacia el reloj de mi mesilla veo que marca las ocho en punto, y todavía no sé si me encuentro dormido o estoy despierto, no sé si esto es realidad o un absurdo sueño.

Me levanto y me aseo, salgo de mi casa taciturno encaminando mis pasos hacia el metro. Ocho son los minutos de espera en este andén, y me llama bastante la atención, aunque me imagino que todo en esta vida está dividido entre una tremenda irrealidad y la casualidad de que podamos respirar bajo este cielo, dividido entre la mentira y el odio, entre el ruido y la búsqueda perpetua de sosiego.

Al llegar al trabajo dudo, y pienso que es mejor no ver la fecha de hoy en el calendario. Atónito compruebo que ocho son los correos electrónicos que desde ayer me enviaron, siendo a su vez ese el número de mis respuestas, la persecución a mi mente ha comenzado. 

Es la hora de mi descanso, y me propongo dar un pequeño paseo, me topo a la entrada de un jardín cercano con un grupo de ocho mujeres que charlan, que ríen expulsando de sí mismas este silencio que en mi interior se ha refugiado. Incluso, son ochenta los céntimos que me cuesta este refresco, y cuando decido regresar, cuando me lleva mi responsabilidad de vuelta a mis labores, descubro también que son ocho las líneas que tiene pintadas este paso de cebra, ocho mis llamadas sin hallar de ti a esta hora ninguna respuesta.

Acabo mi jornada laboral, y me llama la atención que cincuenta y tres son los equipos que hoy me he revisado, sumo cinco más tres, y me pregunto seriamente si en realidad no me estaré obsesionando. 

Salgo y bajo contando los ocho escalones que hay en la entrada, y de camino hacia mi casa me encuentro algo preocupado, creo que al llegar a nuestro hogar me debo acostar, quizá será mejor descansar esta tarde, no me está haciendo ningún bien tanto trabajo.

Me despierta el sonido de una llave que está abriendo mis cerraduras, y pleno de felicidad corro hasta encontrarme contigo. Al verte alli, tan bella como tan sólo tú  lo eres, resistiendome a ello pero sin poder, con mis puños y mis dientes apretados, te lanzo un sincero  ¨te quiero¨, y me acerco agarrándote de la cintura, mientras sin vacilación alguna te beso. 

Sé que ante ti soy un hombre que ha perdido la necesidad de otros cuerpos, soy un soldado que se ha rendido ante el asedio que le ha producido un sentimiento que le está consumiendo por dentro…..Mas sin poder comprenderlo caigo en la cuenta de que lo que te acabo de expresar lo conforman tan sólo un par de palabras, y evidentemente no me salen ahora mismo las cuentas. 

Sin embargo cuando te abrazo no puedo por más que sonreírme, puesto que al contar mentalmente veo con asombro que ocho son las letras que integran esas dos palabras.

Pero no te tienes que preocupar, ya que mi enfermedad no se halla en la fijación obsesiva hacía ningún número……

En verdad, por si te interesa de algún modo saberlo, tan sólo yo sé que mi locura surgió por primera vez al probar el calor que me brindan tus labios, y se alimenta porque te tiene constantemente presente. Créeme si te digo que no te olvido, puesto que escucho tu voz aunque entre nuestros cuerpos parezca en ocasiones que existe un abismo profundo y vacío, porque tu corazón me susurra, y al escucharte con atención me calmo, y de este y de ningún otro modo puedo sobrevivir en tu ausencia….Ya ves todo lo que me ocurre, todo lo que en este anochecer te comento, entiende por fin que la única cura para mi pecho se halla en este amor que hacia ti siento. 

Ahora tranquilizate y guarda silencio, puesto que no me queda otra que proclamarme culpable y reconocer  que lo que ronda mi mente sin jamás detenerse, de lo único que sé que no me puedo desprender, es de esta ansiedad que quiere con desesperación poder contemplar una vez más tu sonrisa, es del latido de este corazón maltratado que suspira por tu amor a todas horas, que muere por la pasión que le inspiras día tras día …. .

 

ESCRITO EL 21/07/2016.

TOMARSE UNAS LARGAS VACACIONES.

El sol brilla y calienta el ambiente, desde el balcón puedo ver gente charlando en el bar de en frente, ahí abajo, al otro lado de la calle, todos hablan y brindan distendidos. Parecen alegres, dan la sensación de hallarse ajenas a la vida que las rodea, ausentes de un mundo que yo creía conocer, y me doy cuenta con tristeza de que he sido siempre un ingenuo, un absoluto necio ante algo que nunca he sabido comprender….

¿Qué pensaría mi padre si me estuviera observando en este momento?, ¿qué valor otorgaría a lo que yo he hecho, a todo lo que hago? Empleado del año dentro de mi empresa, el candidato más joven en tener opciones de conseguir ese puesto que es tan ansiado… ¿qué me diría?……

He luchado como nadie, cuando me han golpeado me he vuelto a levantar, y sí, me he convertido en un hombre implacable, en un muro contra el que hasta el más fuerte se estrella, tan duro y resistente que nada ni nadie lo podría derruir.

Te fuiste cuando yo era muy pequeño y no me dijiste ni un miserable adiós, me quedé al lado de una mujer que lloraba sin consuelo, a la cual no le quedaba ningún otro aliciente que no fuera el de sufrir…… Padre, ¿hacia dónde fuiste?, ¿en qué lugar te encontrarás?…

La luz, el calor, la gente del bar, todo me transporta hacia aquel verano en el que estuve contigo, a aquel tiempo en el que aún mi padre reía al estar junto a mi madre, y los tres comíamos sardinas en frente de ese mar que a esta hora se me antoja demasiado lejano e irreal.

Sobre aquellos granos de arena que han desaparecido por completo, en esa cala que poco a poco ha olvidado nuestro eco, arropados por una luna que sin pretenderlo ya envejeció, te amé como jamás he vuelto a amar a nadie, y sí, fui un cobarde, se acabó aquel verano y no acudí a la despedida, y por infortunio o quizá por suerte, desde entonces no supiste nunca más de mí…

Me parecía olvidada tu risa, el dulce sabor que se mezclaba con la pasión y la sal que me ofrecían tus labios, y sobre todo creía perdida la brisa templada que en aquellos días azotaba este pecho que ahora empieza de nuevo a levantarse y latir…

Mirando al horizonte y sin entenderlo en absoluto sonrío, no sé muy bien el por qué, pero sonrío. Encima de la mesa del salón está aún la carta que recibí y leí ayer, la escribió alguien al que todavía no conozco, y ese alguien me ha anunciado inesperadamente tu muerte…

Te confieso si puedes escucharme allí en donde estés, que no sé qué contestar, soy un ingenuo porque nunca supe hasta ahora que existía alguien que fue un producto de nuestro amor, y te he perdido al igual que perdí en el pasado a mi padre, del mismo modo en que me estaba perdiendo a mí. Es hora de responder y de no volver a abandonar a nadie. Definitivamente ha llegado el momento de tomarse al fin unas largas vacaciones…

 

27/06/2016.

TARDE LLUVIOSA DE MAYO

 

Se apaga el sol

y yo me encuentro leyendo poemas.

Poemas escritos con dedos

temblorosos y tristes,

manteniendo el corazón oculto

en mi puño,

comprobando cómo las palabras

me subyugan el pecho.

Evocan todas mis ausencias,

las que todavía están,

y esas que sin pretenderlo

se fueron….

Una cabeza sobre mi hombro,

un juego de cartas,

los consejos tras las preguntas,

y guardada sin que nadie lo supiera

una fotografía en aquella

billetera ajada.

Echo tanto de menos a los que ya no están…..

Añoro tanto a los que no tengo cerca…..

Nuestra casa es como una tumba

cuando tú no estás,

silenciosa y sombría,

y sabes porque me conoces

que rompo fácilmente a llorar.

Recordándote como lo hago ahora

creo oír los pasos de un crío que no ha nacido,

y no sé si nos lo traerá la esperanza algún día……

Mas me siento cansado y perdido,

por eso me vienen a la memoria

los que me levantan.

Yo también fui como todos un niño,

y mis primeros berreos recorrieron

con ellos otro hogar y volaron libres tras su mirada por el campo.

Por ello a esta hora el ocaso,

la lluvia,

los poemas leídos,

la soledad de este cuarto….

hacen que sueñe despierto

con un reencuentro,

me hacen sentir tu abrazo…..

y no te preocupes que ya termino,

me conoces demasiado bien para saber

que cuando hablo a veces no paro…..

tan solo me queda decirte…..

nunca te olvido,

jamás lo podría hacer con aquellos que sé que me aman y amaron.

ESCRITO EL 15/05/2016

BARROTES EN LA VENTANA

De nuevo en el calendario otra casilla marcada de gris,

las nubes envuelven tras su opaco manto

 a una luz que se rinde impotente,

y hacen que nuestra casa parezca hoy un lugar mucho más lóbrego,

aún mucho más frío y oscuro de lo que lo fue ayer…..

 

En ese ayer que quiero olvidar tronó tu voz,

y en tu mente descubrí cómo surgió la espuma del odio,

un rencor que convirtió nuestro lecho en un ataúd,

pues no te pude tocar,

no encontré la manera de que mi olfato pudiera desear aspirar por una vez más

 tu aroma,

pero reconozco que tampoco lo quise…..

 

Silencio mantuve sin descanso,

y esta mañana me ha guiado hacia tu ausencia,

mis labios probaron su café más amargo,

pues tu risa me parecía perdida,

aunque todavía está impregnada en cada rincón de este cuarto……

 

Te confieso que ese sonido que me brinda la noticia de tu alegría,

ese ruido que me pareció en la pasada tarde tan lejano,

es el eco que mis oídos desearían escuchar por siempre,

y ahora me siento un ser torpe y estúpido,

pues mi presencia sé que aquí sin ti es tan solo vacío, y mis lágrimas gotas que nada importan, no sabes cuanto añoro tu tacto…..

 

Descoloco papeles buscando un orden que jamás encontraré,

y pienso en Miguel Hernández,

en la cebolla, la madre,

 y en un niño.

En nuestra ventana por si aún no lo sabes

 también hay recios barrotes,

mas yo en vez de escribirte una nana me acuesto,

tengo insomnio y siento remordimiento,

pues hay entre los dos un texto inacabado……

 

Mi reclusión finalizaría con tan solo girar una llave,

y mi libertad sé que únicamente eres tú,

me abandono en este instante en mi mundo,

y me acurruco buscando tu abrigo

en este hogar que se ha convertido en mi cárcel…..

 

Te espero en esta ahora tan solitaria cueva,

 en este refugio que es tan tuyo como mío,

pretendía ofrecerte mucho más que este menguante fuego,

como otros así lo dicen, poder regalarte la luna era mi deseo….

 

Intento inventar para ti el más bello de los cuentos,

la historia que haga brotar de tu rostro una sonrisa,

para cuidar eternamente de tus sueños,

 y optar así a ser ese hombre

 que cada día te ayude a sentirte más viva por dentro….

 

Mas qué puede decir alguien como yo,

un ser que soy de lo más inocente y simple,

que puedo expresarte que no sea mi verdad…….

 

 Y sin mucho más que decir,

al recordar en este momento tu mirada,

al evocar una caricia tuya,

escribo con mi dedo en el aire

lo que quizá es un tardío te quiero,

y se esfuma mi ímpetu,

a la basura tiro mi ego……

 

Mi cuerpo se va quedando dormido,

pero insensato de mí

 todavía mantengo la esperanza de recibir  

 algún mensaje que escriban tus dedos,

una breve frase que alivie esta tristeza,

apenas un par de palabras,

algo que me diga que no sabes cómo

has conseguido amarme,

que no sabes por qué me dices te quiero…..

ESCRITO EL 17/04/2016.

PERMANECER INVISIBLE

Quiero continuar siendo en mi historia del todo invisible

para poder ver transcurrir con sosiego mi tiempo,

invisible como lo es el vagabundo que me encuentro durmiendo en mi esquina,

como el lobo que aúlla a su luna,

y como lo es ese pájaro que obstinado

vuela desafiando constantemente al viento…..

 

Invisible como el niño que sueña en su cuna,

como todas esas cosas cotidianas que a ti y a mí nos ocurren,

como ese libro que aún esta tan solo en la mente del que aquí escribe,

invisible como aquello que es puro y sencillo,

como lo son los temas de los que nadie jamás habla,

como aquellas tristezas que cada una de nuestras almas se calla……

 

Deseo ser invisible

como lo es y será por siempre mi padre,

tanto como lo fue en el pasado mi abuelo,

y de esta forma

ser tan respetado y amado

como lo han sido ellos,

intentando ser recto y honesto en mi vida,

continuando así la senda que con su esfuerzo ambos fueron construyendo……

 

 

Pretendo permanecer invisible

para así ayudar en lo que yo pueda en silencio,

pues no tengo la aspiración de armar ningún ruido,

ni con la potencia de una voz que yo sé que no poseo,

ni con lo que escribo en el papel

y que en ocasiones te muestro….

 

Quiero ser invisible

para que nadie moleste mi calma,

y para conseguir encontrar así más tiempo

con el cual poder disfrutar con los míos,

porque no deseo toda esa locura que sé que trae consigo la fama,

no deseo ninguna agitación que quiera ver lo que nunca seré,

lo que en mí nunca fue ni se halla….

 

Pretendo ser invisible

para así poder darte por siempre mi palabra….

 

De que nadie manipulará

aquello que soy en esencia,

de que yo siempre seré

el único dueño de lo

que siento o de lo que pienso,

de que ninguna mano interesada

podrá cambiar de mi interior nada,

seré invisible porque así fue como me conociste,

porque así fue como decidiste permanecer conmigo,

porque tú no me quieres de otro modo,

y porque así es como sabes que yo soy y por eso tú me amas….

 

 

ESCRITO EL 27/03/2016.

MIENTRAS EL SOL SE APAGA

Hay noches como esta en las que sueño que busco algo entre las rocas. Levanto una tras otra hasta que desisto exhausto, y mientras tomo aliento me llega el sonido del rugir de las olas al chocar contra un acantilado. En ese instante me incorporo y observo el mar y su azul, su silencio y su calma, mientras en el horizonte dos gaviotas se reencuentran y así pasa la tarde, sintiendo una brisa cálida en el rostro hasta que el sol se apaga.

 
Es cuando todo vestigio de luz desaparece y entreabro mis todavía cansados párpados cuando tomo conciencia de que existo, y me levanto como un sonámbulo para ponerme cara a cara frente al espejo. Ante mi reflejo hago una especie de mueca para sonreírme, y procuro decirme con palabras calladas que no importa ya demasiado el ayer, si fui en él feliz o desgraciado, pues empiezo ahora un nuevo día, y debo salir para aprovecharlo.

 
Así es como en ocasiones consigo aliviar mi desesperanza, el agobio de lo no conseguido y de lo que ya nunca conseguiré, el hastío incesante de la rutina, mi esfuerzo a veces tan brutal por llegar a realizar los tan a menudo imperiosos deberes, mi desgana y la falta de ánimo….

 
Después en la calle, al caminar y pensar, me calmo a la vez que respiro este humo de ciudad que está menos contaminado por la mañana, y comprendo que me es necesario cambiar de vida. Porque quiero amarla plenamente, cuidar más de los míos y tener el suficiente sosiego para poder leer y escribir, necesito sentir de nuevo que en verdad mi corazón late, que corre sangre aún por mis venas, y para ello hay ocasiones en que me tengo que evadir, desaparecer, y no contestar a las llamadas. Ya que debo encontrar y suministrar lo más sabiamente posible aquello que para todos es lo más valioso que nos han dado….

A veces sueño que busco algo entre las rocas y me siento triste, pues sé que jamás lo encontraré…..

 
En esta tarde me sentaré a observar otra vez a mis dos gaviotas, y se me escapará así irremediablemente el tiempo, mientras, el sol se apaga…..

 

 

Escrito el 15/03/2016

UN PAR DE AÑOS

Dos años para abrazarte,
para besarte,
para quererte.

Noches en vela
por tu ausencia,
lejanía dolorosa sentida,
pues un puñal de soledad rasga
cuando tú no estás
mis nostálgicas venas.

Siento alegría si te acercas,
felicidad al estar contigo,
mi gratitud es para cada baldosa
de acera,
pues ellas me guían hoy hacia
tu latido.

Dos años de dulces caricias,
de odio hacia el mundo en las despedidas….

Dos años y toda nuestra existencia
para conocerse,
tardes de llanto y de recuerdos para añorarte,
y cientos de instantes más para intentar entenderte.

Este amor que a estas alturas es por mi sentido,
te lo intento mostrar en estas letras tan humildes como sinceras,
pues gracias a ti recobro cada día el amor hacia la vida,
por favor,
toca mi pecho y nota como se desboca mi corazón
cuando te tengo aquí cerca.

Porque tú eres una parte del camino
por la cual siempre quise transitar,
permíteme descansar en tu regazo,
que yo te ayudaré a soñar.

Dos años de abrazos,
dos años de besos,
dos de mirarte a los ojos
con inusitada pasión.

Porque tan solo un par de años me han bastado
cielo mío
para darle a esta vida sentido….

Puedo jurar que en este tiempo
he encontrado mil razones
para estar contigo,
y mil y una más
para sentir como siento hacia tí este amor.

(Para Marisa Belarmino en nuestro segundo aniversario)

04/03/2016

LOCOS Y SUPERHÉROES

Mírate, lo que debo soportar día tras día. Ya sé que la mujer a la que amas te dejó, y que no la ves tan sólo como a una simple amante, sino como a una madre que también como ha hecho ella te abandonó, y me pregunto quién sería capaz de  no alejarse de ti …..ahí se encuentra el quid de tu dependencia, la búsqueda materna que nunca finaliza. Sé que todavía eres un crío de treinta y ocho años, y por ello siento hacia ti un cierto desprecio a pesar de mis falsas e intencionadas muestras de empatía, esforzándome en aparentar una escucha activa que no realizo, y es que tantas tonterías juntas tuyas me aburren, menos mal que en el reloj te quedan tan solo dos minutos.

 

No espero más, sonrío, y dejándote a media frase de seguro algo insustancial me despido de ti, te comento que ya continuaremos la próxima semana, y te acompaño apoyando una mano en tu hombro hacia la puerta.

 

Menos mal que ya me encuentro a solas conmigo mismo, estoy harto de este trabajo, me pregunto el por qué no opté por elegir la rama de ginecología, todo sería mucho más agradable, y para colmo en quince minutos llega la paciente que desea acostarse conmigo …. bueno, a decir verdad conmigo y con cualquier hombre que se cruce en su camino…..

 

Me dirijo al fondo de la habitación y abro la ventana. Al fin un poco de aire …… vuelvo a mi escritorio, me siento, cojo un cigarrillo, lo enciendo y consulto mi agenda, después de la ninfómana viene el que se cree el hombre araña ….. pobre loco. Cree que tiene poderes, no se da cuenta de que los superhéroes lo somos únicamente las personas elegidas…….

 

Me levanto y doy unos pasos hacia atrás para coger impulso, la ventana está abierta. Corro y estiro los brazos, salto y comienzo a volar……

 

Puedo ver la ventana de antes abierta en lo alto, gente que se aproxima y me rodea, sirenas se escuchan aún a lo lejos pero parecen aproximarse……mierda, creo que tendré que anular mis próximas consultas……

ESCRITO EL 02/03/2016.

A LA ESPERA DE TUS LABIOS

Sueño y estoy despierto,

 esta ansiedad que siento me atenaza,

el ocaso de un nuevo y lánguido día

presupone junto a ti un bello mañana.

 

Tú, que eres dulce alegría,

tú, que das esperanza a mi alma,

regresas a estos añorantes brazos,

vuelves feliz

siendo realmente mi amada.

 

En esta noche en vela,

una más ésta entre tantas,

desea mi cuerpo tenerte,

quiero observarte desnuda en mi cama.

 

Tú, esa bella y huidiza locura,

tú, dulce sirena varada,

que apareces de repente entre el gentío,

que atraviesas mi corazón con tu espada.

 

Ojos de luz y de sol,

labios de fe y de pasión,

sólo hacia ti miran mis ojos con devoción,

pues tan sólo tú puedes ser la dueña de mi amor.

 

Escrito el 07/05/2014. Reescrito el 26/02/2016.

 

EL PRIMER ENCUENTRO CONTIGO

Nació un día nublado de lluvia incesante, una mañana melancólica en la que tuve el inmenso placer de encontrarte.

Subido en el tren, ese que guiaba mi rumbo hacia ti, pude comprobar que mi cuerpo no sentía ni nervios ni ningún tipo de esperanza, que mi corazón no estaba predispuesto para enamorarse con tu primera mirada, dándome cuenta al fin de que abandoné la inseguridad que poseía de crío, puesto que en un hombre ya me había convertido.

Después de sufrir en el pasado algún fracaso doloroso, decidí que debía ser yo mismo, sin pretender aparentar ni más ni menos que lo que realmente soy, siendo ello un ser que intenta mostrarse hacia este caótico mundo como una persona de carácter fuerte, que tiene un alma libre, con el interés de ser siempre honrado, y ante todo lo que en mi existencia suceda honesto descubrirme.

Al llegar a Madrid no te vieron mis ojos, y pensé por un instante que no habrías venido, pero observé una figura femenina que se protegía del tiempo, y en la calle de Atocha pronuncié por primera vez hacia el viento tu nombre.

En ese momento el cielo se iluminó, pudiendo al fin contemplar lo que es tu bello rostro, fue entonces cuando tu boca me ofreció su amplia sonrisa, y ese gesto, el primero que tuviste hacia mí, se representó en mi imaginación como el regalo de una rosa.

Fue entonces cuando después de una cortés y formal bienvenida caminamos como si fuéramos dos viejos amigos que iban a ver juntos una exposición de arte, y aquel se convirtió en el primer paseo que dimos, un trayecto desinteresado y distante, pero quizá en él una fuerza poderosa y oculta conspiraba para unirnos.

Lo intentamos en un par de salas, pero a esa hora había mucha gente, y decidimos desistir y resguardarnos del frío. Al poco nuestro encuentro se calentó al sabor de un café delicioso, las tazas las sujetábamos con decisión y sin embargo algo nos inquietaba, nuestras manos temblaban levemente, y nuestros pechos dudaban.

Pero aún así, allí sentados en dos cómodos sillones, uno en frente del otro, la conversación que iniciamos duró más de dos horas que me parecieron un hermoso instante, un momento con olor a bienestar y a fresas, pleno de empatía, sosegado, pudiendo ser mi persona más auténtica, y al serlo de este modo alcanzando lentamente el alma de ella.

Hablamos de la familia, de lo que cada uno piensa y siente sobre Dios, de lo que ambos hacemos….. en definitiva, conversamos sobre lo que nos había deparado la vida, y quizá alguna chispa brotó, o simplemente una vaga ilusión, y sin comprender el porqué el cielo aún oscuro parecía brillar en nuestro interior.

Me hallaba tan lleno de paz que cuando miré el reloj me quedé sorprendido, dando de este modo por concluido nuestro primer encuentro.

En el viaje de vuelta le envié un mensaje agradecido, expresándole el buen momento que había pasado junto a ella, y ese mensaje retornó hacia mí con otras palabras, te había hecho feliz conocerme en persona.

Por ello y por lo que pueda pasar hemos convenido que queremos continuar la historia empezada, mas no vamos a buscar ni forzar otra cosa más de lo que vaya surgiendo, quizá el destino nos depara una auténtica amistad, o tal vez aparezca algún destello de amor que nos convierta a ambos en amantes eternos. Pero sin poder saber esto aún, lo que sí sé fehacientemente es que siento una cierta dulzura hacia ella, algo que no sabría cómo explicar, y que con el tiempo a su lado tendré que descubrir.

Ese mismo tiempo que es sabio, seguro nos dará la forma que estime oportuna. La nuestra es una historia que inicia y que comenzó ayer, durará mientras nuestros sentimientos mantengan su llama viva…

Escrito el 02/03/2014. Reescrito el 26/02/2016.

ELLA Y ÉL

Era una tarde soleada de mediados de Marzo, él había tenido un mal día, uno de aquellos que son despiadados con uno mismo. Aposentaba el deseo de alejarse de un mundo que se le representaba hostil, sin embargo, sabía que debía hacer un esfuerzo, y es que tenía que encontrarse con aquella misteriosa y atrayente mujer.

Después de un breve saludo, de un cruce quizá esperanzado de miradas, se encaminaron a disfrutar de una exposición de Cezanne en el que era su segundo intento, la mejor excusa que encontraron para un nuevo encuentro.

Fue entonces cuando aquel hombre decidió dejarse llevar olvidándose por un momento de todas sus penas, y así quiso tener un atardecer tranquilo, un anochecer agradable, un momento de paz junto a esa dama que acudió a la hora prevista sin que él lo esperara.

Al entrar en la exposición le pareció que la gente a su alrededor desaparecía, era como si se encontraran ambos en una soledad que en ese preciso instante compartían. Contemplaban extasiados la hermosura de los cuadros de un maestro sin apenas enterarse de que su arte les estaba enseñando cómo entre ambos algo surgía, cómo algo latía y crecía. ¿Era ese el inicio de una nueva historia de amor?

Para ella una de aquellas pinturas era especial, su textura, su color, el trazo que la mano del artista había marcado, y él si hubiera podido le hubiese puesto en aquel instante la luna a sus pies, pero con humildad le regaló lo que estaba a su alcance, una sencilla reproducción, y dio un vuelco su pecho al sentir cómo aquella mujer ante este gesto se conmovió.

Se encaminaron hacia el Palacio Real, y Madrid entera los contemplaba envidiosa. Al sentarse, al observarse, al dialogar ….. en el transcurrir de un tiempo en el que estando uno al lado del otro parecía que no importaba nada, él sintió un impulso reprimido de besarla, mostrándose inseguro, miedoso, puesto que no deseaba cometer un error grave que terminara con lo que se le aparecía ante sí como si fuera un sueño ….. aunque ella lo intuía, y con su mirada cada vez más apasionada se lo pedía.

La llevó a un restaurante italiano que no conocía personalmente y resultó ser la mejor velada que recordara…. y sin saber aún muy bien si fue por estar en su compañía o por el encanto o embrujo de aquel ocaso castizo, en el paseo que les guiaba al adiós de aquel día, quizá con la ayuda de algún osado Ángel celestial, se aventuró a besarla, y ella le ofreció sin resistencia sus labios. Contenían un sabor dulce, un tacto suave y carnoso que se entregaba abierto al placer, y unidos de la mano continuaron su trayecto deteniéndose en cada rincón, abrazándose, acariciándose, preparándose para el olvido de un pasado difícil, de un pasado en el que no se conocían, en el que él miraba hacia el cielo mientras ella, sin saberlo, le entonaba como en un suspiro la melodía del aquí te espero, el canto del en un bello día nos encontraremos……y ninguno de los dos esperaba aquel comienzo ni esa fulgurante pasión, sin embargo en sus corazones no se encontraba el arrepentimiento, y  apoyados en un ventanal de la Gran Vía se entregaron al principio del amor….

Hoy se verán otra vez ante el Oso y el Madroño, y se buscarán con los ojos, juntarán sus labios de nuevo, porque sin duda un sentimiento entre ellos dos está creciendo.

 

Escrito el 15/03/2014, reescrito  el 25/02/2016.

DESCUIDOS

Hay horas, días, semanas, en las que mi memoria se encuentra al abrigo de un pasillo largo de paredes blancas. Si bajo los ojos, puedo ver sobre su suelo de mármol rojo mis pies, y en ese instante notar cómo arde mi torso, consumiéndose como la vagabunda ceniza que siempre llegado el momento se marchará de la mano del viento.

En ese transcurso indeterminado de tiempo que en ocasiones me aqueja, que en mi interior avanza lentamente en contraposición a las agujas y el cucú del reloj que lo hacen de manera veloz, me percato de que aunque yo me halle plenamente ausente todo lo demás sigue, y comprendo que así debe ser, que poseo poca importancia, y así reconozco lo absurdo del ego humano, cayendo a la vez en la cuenta de lo necesario que es sentir pasión por algo, en lo prioritario en lo que se convierte amar….

Y sí, a veces me doy cuenta de que por costumbre, educación o vicio, busco en la sonrisa del otro la propia, y en su bienestar el mío, e intento ser feliz sin ganas. Mientras, la amargura se derrama en mi alma y me escuece, y mi insatisfacción va en aumento, crece como el caudal del río en las mañanas de lluvia, en esos tristes amaneceres en los que doy un paseo a solas a su lado, y todo alrededor mío se oscurece, se apaga como esa vela que agoniza porque a alguien se le pasó soplar para que llegara su descanso…..

Sin más, y aunque mi esperanza parece esconderse con temor, coqueteando de esta manera mi espíritu con esa melancolía que parece perpetua, en el ir y venir de estos soles y sus lunas, en la soledad y el silencio que me permite este cuarto, coloco sobre mi mesa un papel, y con mis dedos agarro cualquier lápiz…..y sé que en esos momentos no tengo muchas ganas de escribir, pero que al poco tiempo notaré como una luz emerge de cada palabra, y vuelvo a sentir el deseo de estar vivo, y la imperiosa necesidad de abrazarte a pesar de que de nuevo en este anochecer que llega te encuentras lejos….mas no te preocupes, porque mi consuelo es rememorar tus besos, sé que pronto los volveré a saborear, ya que tú eres aunque a veces no lo creas, lo que yo más quiero….

Soy sensato, y sé que hay y habrá horas, días, semanas, incluso años, en los que me olvidaré de mí mismo y descuidaré así mi amor propio…..pero también hay instantes como en el que me encuentro ahora, en los que me doy cuenta y pretendo cambiar, porque siempre existe un presente y un futuro, un aquí y un ahora sin excusas, y esa miedosa esperanza encuentra de nuevo la valentía, porque la vida sigue, y si tú te paras mucho tiempo puede ser que llegues tarde para cuestionarte sobre aquello qué hiciste mal……y en ese instante amigo mío, sí que serás realmente como la ceniza que se marcha con el viento…..

Por ello, si me permites un consejo del que yo mismo me quiero concienciar, solo puedo decirte……

Ámate a ti mismo….. déjate amar…… Escrito el 23/02/2016

 

NO SÉ QUÉ ES EL AMOR

Jamás podría explicarlo a pesar de mis lecturas,

nunca hallaría las palabras adecuadas,

ni los ejemplos,

aunque los buscase como un loco en una de mis noches de insomnio,

esas en las que únicamente transitan por las calles los gatos,

o quizá algún que otro escritor perdido,

con su libreta en la mano,

con su corazón herido.

 

Tampoco podré recordar aquellos campos en los que maduró mi niñez,

me olvidaré de los álamos del patio

y de mi escuela,

del color de los almendros,

de esta ciudad,

de lo que hice mal,

de lo que sin pretenderlo es mi condena.

 

Lo que sí retornará a mi memoria

es el resplandor de tu rostro,

su bella sonrisa,

el calor de tus abrazos,

la suavidad de tu tacto…..

 

Pero debo reconocer que no sé qué es el amor….

 

A pesar del tiempo y de mi búsqueda,

y de mi experiencia que aún se encuentra recién nacida…..

 

Y me pregunto a menudo

si no será esta preocupación constante,

estos deseos de cuidarte y de hacerte feliz,

de ser cada día mejor,

de ser de tu pasión su principio y su fin…

 

O quizá sean estos celos cuando noto que estas lejos,

o cuando intuyo unos ojos indiscretos,

los ojos de otro hombre,

las pupilas lascivas que codician lo que ahora y siempre será mi deseo…..

 

Tan solo me queda una esperanza,

y ésta es la de envejecer contigo,

que me quieras tanto como yo lo hago,

aunque aún pobre de mí,

no sepa si te amo….

 

Únicamente sé lo que siento,

siendo esto un dolor infinito a la vez que una tremenda alegría,

el placer de que puedo juntar nuestros labios,

y la ilusión de un nuevo amanecer a tu lado cada día.

 

Pero aun así yo no sé qué es el amor….

quizá seas tú,

quizá lo que siento,

¿qué puedo saber yo?.

 

Sólo sé que busco tu luz en mi oscuridad,

y que únicamente junto a ti deseo mi eternidad,

pues tu eres mi más preciado tesoro,

la única mujer que me puede enseñar lo que significa amar.

 

ESCRITO EL 11/02/2016

CON MIS MEJORES DESEOS

Después de atravesar seis gélidos inviernos

sin apenas vacilar,

de realizar en ellos un esfuerzo continuo,

comienzas a sentir el triunfo y su bondad,

pues es un paso menos que dar,

es en tu vocación el fin del principio.

 Mas reconozco que en mi interior

 crece por momentos una nostalgia prematura,

y una cierta melancolía me invade,

pues no recibiré tus bromas por la mañana,

ni me enfadaré gracias a nuestras absurdas discusiones.

 

Por eso y por mucho más

 es por lo que me apena ver como partes,

 pero me alegra más que cumplas tu sueño,

jamás vuelvas,

pues soy feliz al comprobar cómo tus alas surcan el cielo.

 

Te pido que como hace la gaviota cuando observa su mar,

tú continúes soñando,

sé desde hoy la lechuza que enseñe a caminar,

y esa paloma que con su laurel en el pico

 muestra el mensaje de las palabras de Cristo,

 sé abogado y custodio de la paz….

Mas con Yai sé por siempre la golondrina que ama y que se deja amar,

crea una familia y acurrúcala en el interior de tu alma,

mas ante el furor compórtate con calma,

mantén vivo el fuego en tu hogar.

Yo confío en que recuerdes según tú a este mal escritor,

 al menos cada vez que laves tu ropa,

pues él supo que tarde o temprano lo lograrías,

y ahora sonriendo alza por ti su copa.

Confieso sin más  que me siento emocionado al escribir este texto,

no es para decirte ni mucho menos adiós,

 sino para que sepas que al menos en algo te aprecio….

 En este momento con total sinceridad te deseo lo mejor,

rezo por ti esta noche a nuestro Dios,

pues Él hizo posible que te cruzaras conmigo,

por eso le estoy y te estoy agradecido.

Aquí estaré,

observaré desde mi cueva lo que te ha marcado el destino,

solo me queda decirte

vuela alto maestro,

 nunca dudes de que aquí tienes un amigo.

A CARLOS MARTINEZ GOMEZ

CON MIS MEJORES DESEOS EN SU NUEVA ANDADURA.

UN FUERTE ABRAZO AMIGO,

         GRACIAS POR SIEMPRE MAESTRO.

            Escrito el 03/02/2016    

LA BRISA

Quiero ser mientras respire

como una fresca brisa que pasea por los campos de su existencia sin rumbo,

y ese sutil susurro que posa ante las altivas piedras su crítica activa y serena,

pues jamás juzgaré, no es ese mi papel,

mi única labor es unir posibles diferencias.

 

Deseo ser el huracán que murmura para sí mismo

antes de destruir lo que representa toda su insana injusticia,

y quiero dignificar aquello en lo que empleo mi tiempo  gracias a mi esfuerzo,

ser para ti ese hermoso latir que se acelera por dentro,

pero sobre todo ser hacia este mundo y hacia ti totalmente honesto……

 

Y ni soy esa fiera salvaje que remueve conciencias,

ni pretendo ser más que lo que dicen de mi con una pluma mis dedos,

no soy la obstinada guadaña que trae consigo la muerte,

y juro que jamás asistiré en vida a mi entierro.

 

Lucharé por ser feliz,

por seguir la estrecha senda de la pasión y la alegría,

y ruego porque nuestro amor no se canse nunca de sí mismo,

pues  pretendo que vuele siempre alto

al tener el corazón de ambos un único destino.

 

Comprende que tú y yo somos dos aves sin prisa,

y que mi trayecto únicamente tiene sentido si alcanzo el horizonte contigo.

 

Y sin más reconozco que de tu tempestad yo quiero ser su paz y tu calma,

déjame ser un soplo de alivio cuando te despiertas cada mañana,

y ese impulso de esperanza que tan sólo a veces te atrapa,

por favor  permíteme ser el único amante que acaricie tu alma.

 

Y proclamo que intento ser libre

aunque esto no signifique que no me encarcele a mis sentimientos,

el más grande y más bello que tengo,

es a esta hora mi hogar perpetuo,

en él se encuentra un amor sin límite,

yo solo a ti te lo entrego.

 

Porque mi deseo es por siempre surcar el mar de tu pecho

siendo como aquella brisa que transita sin miedo,

las calles oscuras velan mi sueño,

únicamente te pido perecer sin gloria ni ruido en Madrid,

pero jamás separarme de ti,

pues  solo contigo quiero ir desde aquí hasta el cielo.

 

Escrito el 26/01/2016.

ESE PADRE QUE NO SOY

Confieso que ante esto sí soy cobarde, que mi valor se esfuma cada noche como lo hace el humo en una ciénaga, y cierro los ojos soñándole, queriendo no sentir su figura entre mis brazos, y es que el deseo de tenerle es tanto,  que ante ello necesito ser más que nunca  cauto y usar la sensatez, a esas locuras que están  tan idealizadas que las partan cien rayos.

Ya me ves mi amor, aquí como siempre desnudo.

Sé que únicamente puedo expresártelo en unas cuantas líneas y sin mirarte a los ojos, a ti, que me culpaste de no querer tener nunca a un hijo, que me acusaste de mis eternas dudas y de las palabras que solo a ti te digo, las que te muestran mis más profundos temores…. ¿Y sabes qué? quizá tengas razón, seguramente sí que cometo  un error contigo, y ahora, en la lucidez que me otorga esta noche, pienso que soy demasiado honesto, que continuamente te muestro mi lado más sincero, y eso quizá para algunas personas es imperdonable….

Mas puede que junto a ti no sepa ser de otra manera, y creo que soy un esclavo de sendos errores, pues no sé cómo ocultarme debidamente, y lo que en sí pudiera ser fortaleza, es interpretado constantemente como debilidad, como el llanto del pobre…

Deberíamos ser conscientes de que todo ser que tiene el privilegio de poder denominarse humano duda y siente dolor.  Las personas sufrimos, lloramos, reímos, y a veces nos lo ocultamos a nosotros mismos o a los demás por el miedo al qué dirán, para intentar evadirnos de ese dolor que siempre es y será inevitable….

 

Por ello mi único error (si es que se puede llamar así), es que yo no pretendo ocultarlo. Eso es lo que soy, lo que me hace un ser precisamente de este mundo y no de otro, y si alguien quiere fingir ser el más duro que se ponga una careta, que forme un muro ante sí, que yo el mío ya lo he derribado, y nunca me arrepentiré de haberlo logrado….

A estas altas horas te digo, con la mano en mi pecho, que  tengo mil y una razones para no tener al que sería nuestro hijo, el tuyo y el mío, pero que a su vez también tengo mil y una más para que nazca rodeado del amor que tú y yo sentimos.

Aunque te confieso que ante esto sí que soy un hombre cobarde, y que mi valor es tu luz…. perdona si no te he sabido mentir, y si de nuevo he caído en el error de ser como siempre demasiado honesto.

 

Escrito el 18/01/2016.

CONSEJOS A LA LUZ DE ESTA LÁMPARA

Te veo escribir

y observo atentamente tu figura,

tu semblante a menudo es entre serio y nostálgico,

y además sé que para ti nunca es ni será ningún placer fingir…

 

También sé que lo único que buscas es ser feliz

y sentirte libre,

y que ni el dinero ni la fama

son cosas que desees

ni te impidan dormir.

 

Descubro al mismo tiempo que tus ojos

las lecturas que lees en soledad,

y en el papel persigues al menos la consideración de narrador decente,

pues en tu mente se encuentra siempre el anhelo del alumno,

el de superar al buen maestro y así mejorar lo que él hubo escrito.

 

Lo que te impulsa es la vocación,

la ilusión de expresar aquello que experimentas y que solo tú ves,

y comprendes que en ti no hay ningún genio,

pero a su vez que jamás debes echar por tierra la labor de tus dedos.

 

Te ruego que no te atormentes,

que no te humilles nunca más ante el amor,

pues yo más que nadie entiendo tu camino,

sé aquello que te mereces,

lo que tú has conseguido,

lo que luchaste con valentía

desde tu pasado hasta el presente,

ese sueño que ya has conseguido.

 

Y como todo ambivalente

sé que te mueves por dos extremos,

comprendo que aquello que quieres,

jamás es tu deseo…..

 

Te pido que sigas jugando con la tinta de esta pluma

sin tener la necesidad de acomplejarte,

pues los hay y los habrá siempre más grandes,

al igual que alcanzan las mieles del éxito algunos peores….

mas por ello no te pares,

no frenes nunca tu obra,

porque sé que pocos como tú se habrán levantado

después de probar tantas veces el licor

de la derrota….

 

Ahora sonríe a la mañana,

y mírate en el espejo,

escucha de ti mismo estas palabras,

y haz caso a tu propia voz,

sigue su consejo.

 

Escrito el 12/01/2016

LO SIENTO

Perdona si te molesto,

si crees que me intento meter

demasiado en tus cosas,

siento a veces ser hacia ti

tan honesto,

perdona si no sé dejar a tiempo en silencio

mi boca.

 

Por favor,

no tengas en cuenta la torpeza de mis palabras

pues tan solo te piden que no me mientas,

y dime lo que se te antoje

pero siempre hazlo a la cara….

 

No me digas que lo comprendes

si ves en mí lo que te parece alguna rareza,

quiéreme si así lo sientes,

olvídame si tu corazón en este momento lo desea…

 

Ya me ves,

no soy ni hombre importante

ni caballero andante,

y quizá mi mayor fortuna

es que tú te fijaras en mí.

 

Mi alma bien sabes que es vagabunda,

y sobre mi escritura qué decir….

hay ocasiones en que me parece un tanto mediocre…

y sin más reconozco mi miedo y que me sacuden a menudo las dudas,

dudas de lo que yo para ti represento,

y miedo al dolor que me ahogará lentamente

si te pierdo.

 

Te pido perdón por quererte,

por hacerlo así de desnudo,

y no desconfíes ya que no sé hacerlo de otro modo.

 

Siento comportarme como un loco,

como un desecho moribundo….

 

Te pido perdón si en algún instante te molesto,

y siento en el alma si no es tu deseo,

que mi amor se muestre a este mundo por ti tan sincero.

 

 

Escrito el 11/01/2016

LA IMPORTANCIA DE VUESTROS OJOS

En tus momentos más bajos, cuando nadie, ni tú mismo piensas que puedes salir adelante…

Cuando pertenecer a este mundo que te es tan ajeno es como un sueño inalcanzable, puesto que él es algo normal y tú eres a menudo enjuiciado como si fueras un monstruo…

En el momento en el que te sientes más agotado después de tantos y tantos desprecios, de sentirte tan culpable sin razón, de pensar si en verdad puedes ser tú como un sádico verdugo, en vez de la víctima de unos prejuicios que siempre y a todas luces son irracionales…

Es cuando tienes que salir de nuevo, a pesar de la más que probable frustración, y enfrentarte a ese público invidente que no sabe o no quiere ver….

Ten claro que tú eres una persona como otra cualquiera, con tus derechos y obligaciones, con tus penas y alegrías, y solo por eso mereces el respeto que algunos pobres de espíritu e ignorantes te niegan…

Te aseguro que gracias a tu perseverancia te darás un día cuenta de que por este planeta pululan otros ojos, unos que en vez de rechazarte te acogen, que no se fijan tanto en tu diferencia como en lo que os une, y que tienen claro que cada persona es única en sí misma, y por eso, para el propio crecimiento del individuo, se debe escuchar e intentar comprender…

Siempre me pregunté ¿por qué todos nos esforzamos por ser diferentes si después eso mismo visto en el otro es rechazado?…

Por eso, busca a esa gente, tú que sé que te sientes tan solo, y si la encuentras, aunque sea en alguna persona dispersa, lucha por ella, y muéstrale tu sonrisa, porque aunque a veces se caiga y se sienta perdida, tu gesto le recordará que tiene un motivo para volver a levantarse, ten presente que su fuerza es tu fuerza, y la tuya la suya….

Pienso que esta vida merece aún más la pena por esos locos idealistas que como el Quijote persiguen un sueño, por esos hombres y mujeres que te saben ver tal cual eres, gente que se esfuerza por conseguir que este mundo pueda convivir cada día con un poco más de respeto y de paz….

Quizá yo sea otro loco idealista, pero tengo la convicción de que se puede lograr hacer visible lo invisible, para ello solo hay que levantarse con ilusión, e intentar ver esta vida con otra mirada.

A MARIANO ARIAS Y A LOS AMIGOS DE “CON OTRA MIRADA”. SE OS RECUERDA Y ADMIRA…

ESCRITO EL 06/01/2016

ELOGIO AL DOS

Dos son las golondrinas

que miraban al horizonte hoy

desde nuestro balcón,

y dos minutos dura

la lectura de este texto,

aunque eterno

su final deseo que perdure,

a pesar de que esto supusiera

que lo hiciera

tan solo en tu pecho.

Sin dos no es posible

hacer de la pasión

un fuego que ilusione,

ni nada que no conduzca

al abismo de no poseer jamás ninguna esperanza….

Porque al igual que un escritor no puede existir

sin su pluma,

y del mismo modo que con dos acordes

alguien es capaz de componer

alguna de las melodías más bellas,

yo,

sin los cuidados de mis padres

nunca me hubiera hecho hombre,

y sin sus enseñanzas

no habría osado ni tan siquiera soñar el ser libre.

.

Sin dos no es necesario el tiempo,

ya que no llegas tarde a ningún encuentro,

y al ser solitario en un momento dado la soledad le confunde ,

y el silencio termina por volverle loco,

pues en un tramo de su camino

el miedo siempre le vence,

y envuelve todo aquello que él ve y siente.

¿No te das cuenta que si un niño no tiene ningún amigo se lo inventa?,

pues dos son más que uno,

y dos son uno únicamente cuando un mutuo sentimiento así lo sustenta.

Sin dos no hay perdón

ni consuelo posible,

y dos son las letras

con las que culminaré

este texto,

dos son contigo

los años vividos,

dos los anillos

que nuestros dedos ostentan.

Dos son para mí las expresiones más bellas,

y sabes que cuando te las susurré fui sincero.

¿Qué puede haber más bonito

que escribirte lo que ya te dije en la intimidad de nuestro lecho?……

Pues aquí y ahora lo repito y lo confirmo….

´´Te amo´´,

´´te quiero´´.

Escrito el 03/01/2015

ADORNOS

Adornos que recorren a estas horas las atestadas calles,
que trepan por sus árboles,
y se ocultan…..

Que te sorprenden aunque seas de ellos consciente,
a pesar de que los esperes,
y lo hacen de improviso,
aunque tú mismo sepas
que se hallan al torcer cada esquina.

Guirnaldas creciendo en el más extenso de los arrabales,
y en la comisura de vuestros labios desapasionados,
la cobardía de su disfraz hecha jirones,
vueltos estos a ser cosidos con una brutal prisa,
sin razonar que no son las mejores condiciones….

Y caigo en la cuenta
de que la nata que decoraba mi pastel
la olvidé sobre uno de mis lienzos,
y de que en él dibujé algo que creo irreal,
pues en él te dibujé a ti,
diosa de mis sueños…

Tú que eres tan solo un anhelo,
algo que con fuerza deseo.

Paseo y veo rostros ocres
en caras sin vida,
máscaras que ocultan de sí mismas lo que en verdad sienten,
que ostentan sus verdes pálidos y sin esperanza,
y esos blancos que de sus dedos nunca saldrán puros,
pues están consumidos por la mezquindad y su arrogancia….

Por eso te quiero a ti,
tú que estas ahora y siempre desnuda,
porque aunque torpe e imperfecta
te prefiero enteramente así,
sin zonas oscuras…..

Amo la naturalidad de tus gestos,
y la sencillez con que lanzas al aire tus palabras,
no te das cuenta de que te amo sin ambages,
de que este pecho que en mí late no te miente….

Pues tú eres la maquinaria de este reloj,
la mano que le da cuerda y le enloquece….

No pares jamás este tiempo que es de los dos,
que yo te lo pagaré con la luna y mi amor,
y así será eternamente.
ESCRITO EL 31/12/2015.