EL PASEO

Vamos a pasear por caminos hilados de tierra, a expresar un “te quiero” a un hermano al clavarle las agujas de tejer. Vamos a cantar con tu madre al calor de la lumbre y agarremos con fuerza las manos del padre, que gracias a ellos alcanzaremos cualquier cumbre, pues ambos nos enseñaron lo que es la entrega y lo que significa valer.

 

Caminemos de puntillas por aquel periplo de camilla y soledad y olvidemos las inyecciones traicioneras, no volvamos a sentir jamás aquel dolor del ya se van, ni recordemos aquel áspero cartón de tu nueva cartera.

 

En vez de eso sumerjámonos en el cine, en sus siete enanitos y en lo que significa esa llama con la que te desea decir papá: “no te preocupes, que estaré por siempre a tu vera” aunque sea detrás de esta tapia y de su injusta frialdad.

 

Después recorramos Toledo por su calle ancha y hagamos que el azar oscurezca una vez más aquellas luces de bar, que hay para ti un “TQ” reservado en el silencio, un te amaré callado, aunque él ya te desveló ese misterio en el altar …..

 

Y llegarán tres llantos, tres alegrías y esa felicidad de que nos tienes. Así pasarán de largo con el viento las nubes y lo que más añoraremos es el poder ver un árbol tras el cristal.

 

¨Yo estoy bien, tú estás bien¨ será desde entonces un credo, mas sigamos en este atardecer caminando, ya que todavía nos queda mucha vida por delante y cientos de amaneceres para poder soñar…..

 

Y ahora prométeme que volveremos alguna vez a estos caminos hilados de tierra y que nos clavaremos agujas de tejer, que cantaremos en la cocina con mi abuela y que no hay mucho más que pensar y si unas manos abiertas que siempre nos van a acoger….

 

ESCRITO EL 15/04/2017

Anuncios

LEER, ESCRIBIR Y AMAR

Quise ser un cisne

y mira lo que escribo.

 

Entre cuestas

y un puerto nací

y me educaron en la Fe

del no valgo.

 

En frías noches

de confusiones y llantos,

al amparo de una tenue luz

y sobre las páginas

de cientos de libros jamás olvidados,

a mis héroes conocí

y mis fantasías se fueron trazando.

 

Así me hallé pronto

como querubín martirizado,

oyendo murmullos en soledad,

las risas y las mofas de

los que siempre estuvieron

y estarán más alto.

 

Mas ese suplicio

envejeció y se hizo pasión,

pues se dijo

que sean grandes

los que en verdad lo son,

aquellos literatos

que me han enseñado

en esta vida tanto.

 

* * *

 

Quise ser un cisne

y mira lo que escribo.

 

Letras que quizá

no merezcan ni el papel.

 

Sin embargo

aún conservo

estos ojos que ansían

ver las letras que otros escribieron,

esas que algunos escribirán

y este latido que por ti Marisa

va comprendiendo lo que es amar…..

 

Confieso que me da lo mismo no haber sido nunca ningún cisne

y que de mis manos no consiga brotar su belleza,

pues no abandonaré jamás mis sueños,

ni me desharé de esta pluma

a pesar de que mis dedos la usen

con mayor o menor destreza.

 

* * *

 

Hoy en mi escritorio

he dejado olvidados

dos trozos de papel,

en uno hay escrito

no dejes de

hacer lo que amas

y en el otro

plasmé estas letras

que ahora podéis ver.

 

 

ESCRITO EL 07/04/2017