FELIZ.

Ayer fui feliz

y no era porque en lo alto el sol

resplandeciente brillara,

lo fui sí, y no penséis que sólo

fue por los amigos o por la fiesta

ni tampoco porque viera tanta belleza

en la que es y será mi amada.

 

Tampoco lo fui

por lo hermoso del lugar

ni por la comida

con la que nos tentaban,

no lo fui porque bebí,

puesto que mi única borrachera

era la alegría que me embriagaba.

.

Lo fui

porque mi cuerpo no cesaba de bailar,

porque ni el compás ni el decoro importaban.

Porque no podía ni deseaba dejar de sonreír,

porque os aseguro que las flores

eran mucho más aromáticas.

 

Sí, sin duda lo fui

porque me olvidé de todas las penas…

mas que nadie me intente convencer,

que yo juraré por siempre

que todo ayer

era risa y verbena.

 

Pero sobre todo lo fui

porque os escuché decir el “ SÍ “

y porque así cumplisteis por fin un sueño…

Porque tanto tú Carlos como tú Yai

sois un ejemplo por cómo os amáis…

que se enteren de lo que es el amor aquí en Madrid

y en el mundo entero.

 

Y sí,

puedo prometer y prometo

que ayer me hicisteis muy feliz

y no hay nada más que decir…

tan sólo añadir que…

os queremos.

 

(A CARLOS Y YAI POR SU BODA, CON UN POCO DE HUMOR PERO CON MUCHO CARIÑO Y SINCERIDAD, POR LO FELIZ QUE ME HICISTEIS, POR TANTAS Y TANTAS COSAS…PORQUE OS QUEREMOS… PORQUE OS QUIERO).

 

ESCRITO EL 08/10/2017

Anuncios