PERMANECER INVISIBLE

Quiero continuar siendo en mi historia del todo invisible

para poder ver transcurrir con sosiego mi tiempo,

invisible como lo es el vagabundo que me encuentro durmiendo en mi esquina,

como el lobo que aúlla a su luna,

y como lo es ese pájaro que obstinado

vuela desafiando constantemente al viento…..

 

Invisible como el niño que sueña en su cuna,

como todas esas cosas cotidianas que a ti y a mí nos ocurren,

como ese libro que aún esta tan solo en la mente del que aquí escribe,

invisible como aquello que es puro y sencillo,

como lo son los temas de los que nadie jamás habla,

como aquellas tristezas que cada una de nuestras almas se calla……

 

Deseo ser invisible

como lo es y será por siempre mi padre,

tanto como lo fue en el pasado mi abuelo,

y de esta forma

ser tan respetado y amado

como lo han sido ellos,

intentando ser recto y honesto en mi vida,

continuando así la senda que con su esfuerzo ambos fueron construyendo……

 

 

Pretendo permanecer invisible

para así ayudar en lo que yo pueda en silencio,

pues no tengo la aspiración de armar ningún ruido,

ni con la potencia de una voz que yo sé que no poseo,

ni con lo que escribo en el papel

y que en ocasiones te muestro….

 

Quiero ser invisible

para que nadie moleste mi calma,

y para conseguir encontrar así más tiempo

con el cual poder disfrutar con los míos,

porque no deseo toda esa locura que sé que trae consigo la fama,

no deseo ninguna agitación que quiera ver lo que nunca seré,

lo que en mí nunca fue ni se halla….

 

Pretendo ser invisible

para así poder darte por siempre mi palabra….

 

De que nadie manipulará

aquello que soy en esencia,

de que yo siempre seré

el único dueño de lo

que siento o de lo que pienso,

de que ninguna mano interesada

podrá cambiar de mi interior nada,

seré invisible porque así fue como me conociste,

porque así fue como decidiste permanecer conmigo,

porque tú no me quieres de otro modo,

y porque así es como sabes que yo soy y por eso tú me amas….

 

 

ESCRITO EL 27/03/2016.

Anuncios

MIENTRAS EL SOL SE APAGA

Hay noches como esta en las que sueño que busco algo entre las rocas. Levanto una tras otra hasta que desisto exhausto, y mientras tomo aliento me llega el sonido del rugir de las olas al chocar contra un acantilado. En ese instante me incorporo y observo el mar y su azul, su silencio y su calma, mientras en el horizonte dos gaviotas se reencuentran y así pasa la tarde, sintiendo una brisa cálida en el rostro hasta que el sol se apaga.

 
Es cuando todo vestigio de luz desaparece y entreabro mis todavía cansados párpados cuando tomo conciencia de que existo, y me levanto como un sonámbulo para ponerme cara a cara frente al espejo. Ante mi reflejo hago una especie de mueca para sonreírme, y procuro decirme con palabras calladas que no importa ya demasiado el ayer, si fui en él feliz o desgraciado, pues empiezo ahora un nuevo día, y debo salir para aprovecharlo.

 
Así es como en ocasiones consigo aliviar mi desesperanza, el agobio de lo no conseguido y de lo que ya nunca conseguiré, el hastío incesante de la rutina, mi esfuerzo a veces tan brutal por llegar a realizar los tan a menudo imperiosos deberes, mi desgana y la falta de ánimo….

 
Después en la calle, al caminar y pensar, me calmo a la vez que respiro este humo de ciudad que está menos contaminado por la mañana, y comprendo que me es necesario cambiar de vida. Porque quiero amarla plenamente, cuidar más de los míos y tener el suficiente sosiego para poder leer y escribir, necesito sentir de nuevo que en verdad mi corazón late, que corre sangre aún por mis venas, y para ello hay ocasiones en que me tengo que evadir, desaparecer, y no contestar a las llamadas. Ya que debo encontrar y suministrar lo más sabiamente posible aquello que para todos es lo más valioso que nos han dado….

A veces sueño que busco algo entre las rocas y me siento triste, pues sé que jamás lo encontraré…..

 
En esta tarde me sentaré a observar otra vez a mis dos gaviotas, y se me escapará así irremediablemente el tiempo, mientras, el sol se apaga…..

 

 

Escrito el 15/03/2016

UN PAR DE AÑOS

Dos años para abrazarte,
para besarte,
para quererte.

Noches en vela
por tu ausencia,
lejanía dolorosa sentida,
pues un puñal de soledad rasga
cuando tú no estás
mis nostálgicas venas.

Siento alegría si te acercas,
felicidad al estar contigo,
mi gratitud es para cada baldosa
de acera,
pues ellas me guían hoy hacia
tu latido.

Dos años de dulces caricias,
de odio hacia el mundo en las despedidas….

Dos años y toda nuestra existencia
para conocerse,
tardes de llanto y de recuerdos para añorarte,
y cientos de instantes más para intentar entenderte.

Este amor que a estas alturas es por mi sentido,
te lo intento mostrar en estas letras tan humildes como sinceras,
pues gracias a ti recobro cada día el amor hacia la vida,
por favor,
toca mi pecho y nota como se desboca mi corazón
cuando te tengo aquí cerca.

Porque tú eres una parte del camino
por la cual siempre quise transitar,
permíteme descansar en tu regazo,
que yo te ayudaré a soñar.

Dos años de abrazos,
dos años de besos,
dos de mirarte a los ojos
con inusitada pasión.

Porque tan solo un par de años me han bastado
cielo mío
para darle a esta vida sentido….

Puedo jurar que en este tiempo
he encontrado mil razones
para estar contigo,
y mil y una más
para sentir como siento hacia tí este amor.

(Para Marisa Belarmino en nuestro segundo aniversario)

04/03/2016

LOCOS Y SUPERHÉROES

Mírate, lo que debo soportar día tras día. Ya sé que la mujer a la que amas te dejó, y que no la ves tan sólo como a una simple amante, sino como a una madre que también como ha hecho ella te abandonó, y me pregunto quién sería capaz de  no alejarse de ti …..ahí se encuentra el quid de tu dependencia, la búsqueda materna que nunca finaliza. Sé que todavía eres un crío de treinta y ocho años, y por ello siento hacia ti un cierto desprecio a pesar de mis falsas e intencionadas muestras de empatía, esforzándome en aparentar una escucha activa que no realizo, y es que tantas tonterías juntas tuyas me aburren, menos mal que en el reloj te quedan tan solo dos minutos.

 

No espero más, sonrío, y dejándote a media frase de seguro algo insustancial me despido de ti, te comento que ya continuaremos la próxima semana, y te acompaño apoyando una mano en tu hombro hacia la puerta.

 

Menos mal que ya me encuentro a solas conmigo mismo, estoy harto de este trabajo, me pregunto el por qué no opté por elegir la rama de ginecología, todo sería mucho más agradable, y para colmo en quince minutos llega la paciente que desea acostarse conmigo …. bueno, a decir verdad conmigo y con cualquier hombre que se cruce en su camino…..

 

Me dirijo al fondo de la habitación y abro la ventana. Al fin un poco de aire …… vuelvo a mi escritorio, me siento, cojo un cigarrillo, lo enciendo y consulto mi agenda, después de la ninfómana viene el que se cree el hombre araña ….. pobre loco. Cree que tiene poderes, no se da cuenta de que los superhéroes lo somos únicamente las personas elegidas…….

 

Me levanto y doy unos pasos hacia atrás para coger impulso, la ventana está abierta. Corro y estiro los brazos, salto y comienzo a volar……

 

Puedo ver la ventana de antes abierta en lo alto, gente que se aproxima y me rodea, sirenas se escuchan aún a lo lejos pero parecen aproximarse……mierda, creo que tendré que anular mis próximas consultas……

ESCRITO EL 02/03/2016.