ERES LO MEJOR DE MI VIDA.

image

Eres la mujer que me dio la luz y el coraje para emprender un camino diferente…

No es que me otorgaras la felicidad que en este momento ostento,
ni estas ganas que parecen renovadas por vivir,
yo que era como un vagabundo con techo,
como un zagal asustado,
alguien que únicamente buscaba estar muerto,
al que tú le descubriste lo mejor que él tenía dentro de sí….

Antaño paseaba sin rumbo por unos jardines que odiaba,
arrastrandome hacia un porvenir sin esperanza y sombrío,
y cambié todo aquello por un sentimiento de amor,
proyectándome así hacia un futuro que se antoja prometedor,
porque estará lleno de alegrías,
porque ya está lleno de pasión,
a pesar de que en él no haya ausencia de penas,
a pesar de las dificultades y su sinsabor…

Y todo esto lo descubrí sin saber aún por qué
cuando te encontré en una mañana de lluvia,
cuando de tu mirada
ya no quise partir…

Tú lo único que hiciste fue escucharme,
expresarte más que con tus palabras con tus silencios,
y te acercaste así poco a poco a este pecho,
te aproximaste con tiento y sigilo hacia mí…

Me viste tal cual soy,
con mis defectos y virtudes,
con mis manías y obsesiones,
y a pesar de todo ello me elegiste,
pues decidiste quedarte a mi lado
aún teniendo otras opciones…

¿Recuerdas?
Todo comenzó con tu cara envuelta en una capucha,
y aquella mirada que me pareció tan enigmática,
con la primera sonrisa que pude observar en tu rostro,
y con una conversación y un café
en la que ambos sin entender muy bien por qué
nos sinceramos…

Te confieso que ya en aquel primer instante
algo empezó a arder y brillar en mi interior…

Y ahora,
al escribir estas letras antes de que llegue el alba,
estás durmiendo en nuestra cama….

Reconozco que me siento dichoso por tener el privilegio de velar tus sueños,
y porque en un instante voy a dejar esta pluma y su tinta,
y voy a subir despacio,
sin hacer apenas ruido,
a despertarte con un beso…

Junto a ti aprendí que en mí aún había mucha alegría,
y que siempre debe existir ilusión,
porque aunque esta existencia puede estar a menudo llena de desgracias,
se merece la lucha del día a día,
y vale la pena siempre sentirla…

Yo lo hago contigo….

Pues tú eres lo mejor de mi vida.

Escrito el 26/09/2015.

Anuncios

DESEOS DE ADOLESCENCIA.

Una senda rodeada de olivos, un camino de tierra, agua que cae…. Tu aroma a lo lejos, aproximándose, y el barro que se esta creando comienza a invadir mis venas…. Mi sangre se espesa, su vigor se ralentiza, y mi corazón se detiene porque aquella muchacha que fue por mi pasión primaveral deseada retorna sin querer a mi memoria….

Lo que pudo ser ahora no es, y mañana tampoco será. A la basura aquellos sueños de convertirme en un gran escritor y de conseguir poco a poco una más libre y justa sociedad….

Algunas de las esperanzas de antaño las conservo envueltas en un trozo de papel, pero lentamente ese conglomerado de ilusiones va menguando, y todo se calma, se vuelve cada vez más pausado….

La locura cede paso a la sensatez, y el deseo imperativo de crecer ve como se torna en un sentimiento melancólico de fracaso por lograrlo….

Reconozco que en alguna caja de mi desván tengo guardados mis juguetes de la niñez, pero que otra la quemé en un momento de ira…. Contenían las cartas que nunca envié, aquellas de amor de mal poeta…. Las que escondían mi miedo, aquellas letras de palabras torpes que únicamente reflejaban mi cobardía y mi estupidez….

En estos ojos que en este momento no ven el presente, transitan las tardes de instituto como si fueran un cortejo fúnebre, y en el ataúd yace un adolescente cuyo rostro reconozco….

Vil recuerdo, permite que mi espíritu repose tranquilo, no le perturbes nunca más con tus imágenes del pasado….

Mas no me entendáis mal, no puedo guardar silencio si lo que pensáis es que atesoro una profunda tristeza, pues al contrario de lo que por lo expuesto en mi escrito cualquiera pueda opinar, me siento dichoso y feliz…. Puesto que encontré a aquella mujer que me ama y a la que sólo yo debía amar, cambié el mundo que me rodeaba cuando por fin comprendí que tenia que empezar a centrar ese cambio únicamente en mí mismo, y creo que aquí esta la muestra de que escribir no lleva implícito el tener que alcanzar siempre la gloria, sino que es más bien una forma de hacer, sentir, y querer vivir….

Escrito el 21/09/2015.

NUNCA PERDÁIS VUESTRA SONRISA

Sé que tenéis los mismos problemas que cualquier otra persona,
y que a veces también os hundís,
que llorais ante algunas ausencias…

Sé que esta vida en ocasiones se vuelve en vuestra contra,
que os sentís desdichados,
y que hay momentos en los cuales no notáis ningún ánimo en el cuerpo….

Lo sé porque también soy humano,
porque hay situaciones en que yo también lo siento….

Lo que ni mi mente ni su razón sabe es cómo conseguis mostrar día tras día la mejor sonrisa,
cómo en la soledad y el cansancio de la noche ofrecéis a los enfermos siempre palabras dulces llenas de cariño,
cómo en el tiempo de transición del ser de esta existencia al no ser ya seguro
mantenéis totalmente la entereza,
convirtiendo a menudo muchas de nuestras lágrimas en paz…

Pues creo que yo jamás podría…

Y pensaréis: sólo es mi trabajo,
a todo esto uno se acostumbra…
pero la bondad que destella en vuestros ojos no se enseña,
y tengo la absoluta certeza de que nacisteis con ella….

Al veros aquí,
en vuestro hospital,
me hacéis creer que hay personas que poseen alguna cualidad de ángel en esta tierra…

Por eso y por lo que dais,
por lo que nos habéis dado,
únicamente puedo deciros gracias…

Pediré para que no desfallezcais jamás,
y si lo hicierais no os debéis sentir culpables,
pues sois un ejemplo para los que tenemos otra profesión,
ya que aunque casi todas son dignas,
la vuestra tengo por seguro que es especial,
os eleva,
hace que el sufrimiento sea una circunstancia más fácil de llevar….

Por eso y por lo que dais,
por lo que la habéis dado,
solamente puedo deciros gracias…..

A todos los médicos, enfermeras/os, celadores, voluntarios, personal de limpieza, mantenimiento, cocina, etc….. A todos aquellos que trabajan cara a cara con la muerte afanándose con cariño en aquello que hacen. Y en especial a la UCP del hospital de San Rafael, por el  trato que dieron a Moreta hasta que ella ya casi no puede más, aproximándose cada vez más su final en este mundo, emprendiendo así su comienzo en el que algún día a todos se nos incluirá….unicamente cabe deciros….GRACIAS.

EL COMECOCOS

Noto un leve dolor de cabeza que aumenta a cada instante, debería de dejar de mirar esta pantalla,  tendría que abandonar este estúpido juego, creo que se esta convirtiendo en una obsesión, con sus pasillos sin salida, sus frutas de colores, su ansiedad…..reconozco que comienzo a sentirme un adicto.

Levanto los ojos del monitor y ¿qué veo?, gente con nervios, personas moviéndose sin mucho sentido de un lado para otro, afanandose en su trabajo por un ilusorio puesto mejor, por ascender de categoría social, manteniendo su ego impaciente…..y pienso que así era yo en mi pasado…. comprendo que así era yo hace cinco minutos….

Cerca se encuentra la puerta cerrada de mi jefe, el hombre que destrozó mi vida, la escoria que se acostó con aquella mujer a la que ya ni reconozco ni deseo reconocer, a la cual amaba, y con la que continúo conviviendo aunque entre nosotros desde hace mucho tiempo no existe absolutamente nada.

Aparto mi vista de ahí e intento concentrarme en este círculo, en su boca, en este devorador de neuronas, pero mi mente, que siempre me traiciona, quiere retornar a un lugar calido y feliz, y evoca a mi madre en aquel hogar que casi olvidé, mostrandome su sonrisa, y me culpa con el dedo por no haber estado a su lado cuando ella más me necesitaba, a lo largo de aquella triste y cruel enfermedad…..

Por todo sé que yo más que nadie merezco morir solo, abandonado en una cuneta de cualquier camino intransitado…..y ese doloroso sonido continúa, sigo pasando los niveles que me restan mi condición de ser humano….

Ya es casi la hora de salir, ayer me llegó a los oídos que mi padre se encuentra con la salud delicada en un hospital….en la percha esta mi anorak, y al fondo la puerta que da a la calle….quizá sería el momento de pedirle perdón ya que mi madre se encuentra tras una lápida….quizá sería hora de cambiar, de ser valiente, de dar de una vez por todas la cara…

Sin duda tendría que abandonar este estúpido y maldito juego….

Escrito el 13/09/2015.

LAS MAESTRAS

Me sorprendo absorto, cavilando a través del pasillo largo y estrecho en que se ha convertido mi mente, sin rumbo fijo al lado de la vereda de un río de lágrimas que se evaporan al contemplarte, y me pregunto: ¿qué mundo es este?, ¿cuál su naturaleza?, ¿en dónde se encuentra su justicia, su bondad, su sangre?…y mi cuerpo se encuentra aquí con ellas, al refugio de estas cuatro paredes de color beige, sentado frente a una cama entre cuyas sábanas permanece tumbada una mujer que se esta marchitando, y tú, mi amor, estás de pie a su lado, acariciando esa frente perlada de unas gotas de sudor frío, un sudor de amargura que tú barres con tus manos, sacando así de aquellos labios una sonrisa, esa que es la que se ve en su boca, la que aparece al instante en la mía…y aunque estoy aquí con las dos me siento muy lejos…..quizá en otro lugar, quizá con mi madre, al amparo de un cruel fuego que me arde por dentro, que me paraliza al sentir miedo ….o tal vez estoy con mi padre, en una ridícula sala de espera, aguardando a que alguien abra una puerta, suelte un suspiro y nos abrace….. muralla de consistencia recia que no entiende de pasado ni de presente, que mira hacia el futuro con recelo, pendiente de esta ensoñación que no deseo volver a encontrarme, pues es una pesadilla etiquetada para el cajón del olvido, algo que no quiero que cubra mi sueño.

De este modo, distraído en la indeterminación de mi alma, escucho a través de tu voz unas palabras difusas, un estruendo que suena como a hueco, que se aclara por momentos, y que golpea este oído que quiere más que nunca escucharte. De repente un mensaje, algo que nunca leyeron mis ojos, un “no pienses” que se repite, que me inunda de calma, tranquilizando así mis sentidos, como si fuera esa magia que todos ansían, y compruebo con cierto asombro la alegría, la ausencia de preocupación dentro del envoltorio de las terribles circunstancias en las que se encuentra envuelta Moreta….

Descubro que tú, mi estrella y mi cielo, tú eres la persona que provocas nuestra felicidad y nuestra fuerza.

Te observo mientras me acerco, plena de ese esplendor que solo desprenden las personas que saben cómo sobrevivir dignamente, mientras, alrededor ahora todo huele a sufrimiento y a muerte, pero nada de ello importa, porque tú me enseñaste a ser valiente.

Sin darte realmente cuenta eres mi maestra, y Moreta es el ejemplo de la solemnidad, y yo torpemente, paso a paso, me aproximo, comprendiendo al fin que en determinados momentos no es necesario pensar….volviéndose tan solo imperativo, sentir, acompañar y amar….

(Dedicado a mi amor y su tía Moreta en unos momentos difíciles, porque las aprecio, las respeto y admiro….pero sobre todo porque la amo).

Escrito el 03/09/2015.