EL PRIMER ENCUENTRO CONTIGO

Nació un día nublado de lluvia incesante, una mañana melancólica en la que tuve el inmenso placer de encontrarte.

Subido en el tren, ese que guiaba mi rumbo hacia ti, pude comprobar que mi cuerpo no sentía ni nervios ni ningún tipo de esperanza, que mi corazón no estaba predispuesto para enamorarse con tu primera mirada, dándome cuenta al fin de que abandoné la inseguridad que poseía de crío, puesto que en un hombre ya me había convertido.

Después de sufrir en el pasado algún fracaso doloroso, decidí que debía ser yo mismo, sin pretender aparentar ni más ni menos que lo que realmente soy, siendo ello un ser que intenta mostrarse hacia este caótico mundo como una persona de carácter fuerte, que tiene un alma libre, con el interés de ser siempre honrado, y ante todo lo que en mi existencia suceda honesto descubrirme.

Al llegar a Madrid no te vieron mis ojos, y pensé por un instante que no habrías venido, pero observé una figura femenina que se protegía del tiempo, y en la calle de Atocha pronuncié por primera vez hacia el viento tu nombre.

En ese momento el cielo se iluminó, pudiendo al fin contemplar lo que es tu bello rostro, fue entonces cuando tu boca me ofreció su amplia sonrisa, y ese gesto, el primero que tuviste hacia mí, se representó en mi imaginación como el regalo de una rosa.

Fue entonces cuando después de una cortés y formal bienvenida caminamos como si fuéramos dos viejos amigos que iban a ver juntos una exposición de arte, y aquel se convirtió en el primer paseo que dimos, un trayecto desinteresado y distante, pero quizá en él una fuerza poderosa y oculta conspiraba para unirnos.

Lo intentamos en un par de salas, pero a esa hora había mucha gente, y decidimos desistir y resguardarnos del frío. Al poco nuestro encuentro se calentó al sabor de un café delicioso, las tazas las sujetábamos con decisión y sin embargo algo nos inquietaba, nuestras manos temblaban levemente, y nuestros pechos dudaban.

Pero aún así, allí sentados en dos cómodos sillones, uno en frente del otro, la conversación que iniciamos duró más de dos horas que me parecieron un hermoso instante, un momento con olor a bienestar y a fresas, pleno de empatía, sosegado, pudiendo ser mi persona más auténtica, y al serlo de este modo alcanzando lentamente el alma de ella.

Hablamos de la familia, de lo que cada uno piensa y siente sobre Dios, de lo que ambos hacemos….. en definitiva, conversamos sobre lo que nos había deparado la vida, y quizá alguna chispa brotó, o simplemente una vaga ilusión, y sin comprender el porqué el cielo aún oscuro parecía brillar en nuestro interior.

Me hallaba tan lleno de paz que cuando miré el reloj me quedé sorprendido, dando de este modo por concluido nuestro primer encuentro.

En el viaje de vuelta le envié un mensaje agradecido, expresándole el buen momento que había pasado junto a ella, y ese mensaje retornó hacia mí con otras palabras, te había hecho feliz conocerme en persona.

Por ello y por lo que pueda pasar hemos convenido que queremos continuar la historia empezada, mas no vamos a buscar ni forzar otra cosa más de lo que vaya surgiendo, quizá el destino nos depara una auténtica amistad, o tal vez aparezca algún destello de amor que nos convierta a ambos en amantes eternos. Pero sin poder saber esto aún, lo que sí sé fehacientemente es que siento una cierta dulzura hacia ella, algo que no sabría cómo explicar, y que con el tiempo a su lado tendré que descubrir.

Ese mismo tiempo que es sabio, seguro nos dará la forma que estime oportuna. La nuestra es una historia que inicia y que comenzó ayer, durará mientras nuestros sentimientos mantengan su llama viva…

Escrito el 02/03/2014. Reescrito el 26/02/2016.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s