EL PRIMER PASO.

Paseaba como tantas veces por Madrid, recorría sus grises aceras, sus anchas avenidas, me hallaba totalmente confuso y sin tener en mente ningún tipo de rumbo, sitio al que quisiera ir o a dónde deseara llegar.

Perdido como estaba, algo cansado y pensativo, detrás de un cristal vi la propaganda de un mundo lejano, un mundo tropical de playas y vida relajada.

Mientras tanto, a mi espalda los transeúntes caminaban circunspectos, y los conductores con sus vehículos circulaban sin casi ni observar el asfalto.

Yo sentía cómo una profunda sinrazón envolvía esta existencia, tan llena como estaba de prisas y de esperas, con sus vuelva usted mañana, de esas mismas mañanas que nunca llegan. Pero ahora contemplo otro pais, una tradición diferente, otra cultura, un lugar en el cual en un futuro podría soñar, y mis ojos buscan su nombre, y éste me recuerda inevitablemente a ti, puesto que me transporta hasta tus raíces y tu sangre.

En ese momento noto como alguien me tira de la manga de la camisa, un niño de tez morena que me sonríe, su madre se excusa y le regaña, yo permanezco paralizado, inmóvil, guardo silencio, en ese instante siento como se ha quebrado mi alma.

Y es cuando valiente doy mi primer paso, emprendo de nuevo el camino, pero ahora tiene rumbo, y éste comienza al coger yo mi teléfono, marcar con decisión tu número, y al escuchar tu dulce voz decirte con la mia sin dudar tan sólo dos palabras, y estas son que “TE AMO”.

Escrito el 08/09/2014.

Publicado desde WordPress para Android

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s