NO SE LO MERECE.

No me pararé jamás, no tiraré la toalla, nunca pensaré que mi lucha es en balde, ni a un día que se encuentre lleno de brillo le pondré un disfraz gris.

No derramaré ni una lágrima de más ni una de menos, no permitiré que la tristeza se expanda en mí por mucho tiempo, eso es lo que aprendí de ti, no te mereces ahora que renuncie a nada, ni que me rinda al lamento.

Aún recuerdo aquellos listados de antaño, aquellas conversaciones sobre que no había excusas, sobre lo que tenía que hacer. Tú me diste ante lo que me rodea una nueva perspectiva…. y por ti soy más tolerante, mucho más consecuente, en vez de un enfermo soy un hombre, me enseñaste a nunca levantar los pies de mi suelo, a pesar de que éste a veces se desmorone.

Y me viene a la memoria aquella tos, y mi promesa de escribir la historia que nos unió, tu sonrisa entre afable y resignada, mas nunca te vi desfallecer, por eso y por todo lo que me mostraste yo no debo pararme ante nada.

Estuviste en aquellos momentos en que mi futuro se presagiaba sombrío, mientras otros especialistas me daban por perdido, tú junto con algún otro apostasteis fuerte por mí, no permitisteis que me devorase aquel cruel y profundo abismo, por eso os debo como mínimo lo que ahora sé de la esperanza, mi lucha, el amor por la vida, y el despreciar la derrota hasta que sea evidente que no queda otra.

Aprendí que mi diferenciación es hermosa, que el eterno mañana siempre arrastra las penas, y que en algunas ocasiones hay que saber decir no, pues si no lo haces es como una condena. Aprendí que nada se merece un gran pesar, por eso ante tu muerte miro sonriente a este cielo que se halla inundado de sol, aunque me cueste, aunque el llanto vaya por dentro, pues te mereces a partir de ahora mi fortaleza, más que nunca por ti que yo mire al horizonte lleno de ilusión, y que me sienta afortunado, a pesar de lo triste de tu ausencia, a pesar de que te marchaste y no volverás a estar a mi lado.

( Hace una semana se murió la psicóloga que me ayudó a salir adelante, una gran persona, y sobre todo una excepcional amiga. Descansa allí donde estés, mi proyecto y mi promesa siguen y seguirán en pie, lo que de ello consiga sabes que en gran parte es gracias a ti).

En memoria de Elsa Gil.

Escrito el 11/07/2015.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s