INSTANTES QUE HUYEN.

Tiempo de lluvia intensa,
de hospital en un polígono en Alcorcón,
de agarrar tu mano temblorosa con fuerza,
mientras se escucha el tic-tac de un reloj.

Imágenes de alegría en tu pueblo,
de un Ángel en lo alto del Alcázar,
de ese Dios que no hace nunca prisioneros,
nuestras cicatrices son meros recuerdos en el alma.

Vigor que de tu cuerpo poco a poco se olvida,
en este cuarto que hoy y siempre se pintará de gris,
cano es tu pelo y oscura cada vez más la vida,
lo que ahora siento sé que eternamente permanecerá en mi.

Momentos que de mis dedos se escapan,
instantes que de mi memoria cansada huyen,
tan sólo son éstas unas zafias palabras,
que por mis amargas lágrimas en este papel se diluyen.

Mi abuela se acerca a su último adiós,
y mis amados padres lo contemplan de cerca,
aprendí que el tiempo y la muerte de nadie tienen compasión,
por ello vive,
disfruta de los tuyos,
ante esta levedad sonríe,
jamás retengas por esto una profunda pena.

Escrito el 13/10/2014.

Anuncios

Un comentario en “INSTANTES QUE HUYEN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s