HUMILDE POEMA A MI MADRE

Sé que no soy ni seré nunca poeta, que éste que aquí muestro no alcanza un elevado nivel, me gustaría saber escribir mejor para brindarle a mi madre algo más bello, unas palabras que la hicieran estar orgullosa de su hijo y su quehacer, mas soy lo que soy, una persona humilde que escribe.

 

Siento no tener más talento, si muestro esto es sólo para ponerme en evidencia, al menos me quedo con su agradecimiento y su abrazo, eso es más de lo que yo me merezco.

 

Al menos ella sabe, que no son falsos estos malogrados versos.

 

 

Amada flor mía, te queda luchar en vida,

vencer muchas batallas, una cada nuevo día,

no tengas duda alguna, que eres la más querida,

igual que la tuve, siempre tendrás mi compañía.

 

Y es que muestras hermoso todo tu corazón,

tu eterna bondad e infinita compasión,

a este mortal, que no merece tu perdón,

este ser que te escribe humilde y con pasión.

 

Mi intentado poema no es un punto final,

es mi convencimiento de que continuarás,

pues Dios no desea que dejes atrás,

la alegría que todavía tienes que aportar.

 

Cruel es el tiempo en el que triste te observo,

veo apagarse la luz que iluminó mis adentros,

belleza retenida, aún perdido el cabello,

en mi pensar nunca está decirle adiós al viento.

 

Escrito el 13/08/2014.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s