ME DOY CUENTA.

Desde que no te ven mis ojos comprendí cuánto te quiero,
también que este mundo sin tí no tiene ningún motivo,
que sin tu sentido común mi rumbo se halla perdido,
que esta lejanía tan cruel hace que esté triste mi latido.

Las sonrisas que me otorgan otras damas me duelen,
porque sin poder compararlas me recuerdan a las tuyas,
todas las palabras pronunciadas me parecen que mienten,
todas menos las que en este instante escribo con mi alma y mi pluma.

Se fue lo dulce de tu esencia,
la busco como el más fiel de todos los perros,
entre este Madrid y la vasta extensión de su maleza,
entre la belleza de su altura y el ardor y horror de sus infiernos.

Mas no te encuentro.

Por ello en éste día,
en el que te añoro desde la que es mi cárcel,
me doy cuenta de mi estúpida osadía,
porque sin haberte expresado lo profundo de mis sentimientos te permití largarte.

Por esto deseo decirte que se encuentra irritada mi mente,
desde que tu no estas a mi lado,
que soy de la cordura disidente,
pues tu ausencia me hizo entender cuánto te amo.

Escrito para Marisa en su ausencia.

Escrito el 18/07/2014.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s