EPÍLOGO.

Yo no escribo por mi, lo hago por aquellos que no tienen voz, por los que no pueden expresar la profundidad de su sufrimiento, ni su melancólica tristeza, ni la inmensa soledad que les rodea.

Siempre apelaré a la lucha propia e individual de cada individuo, la que debe realizar, no por ninguna moralidad adquirida, sino por la comprensión de que esta vida, a pesar del infortunio y todo el sinsentido que pudiera aposentar, es y seguirá siendo bella, solo hay que tornar las circunstancias de cada cual para conseguir una realidad más amable,  una que descubramos con un sutil brillo y un toque aunque sea leve de esperanza.

Porque otro mundo es posible, costará mucho esfuerzo cambiar el instaurado, por eso nuestra batalla debe realizarse en él.

No dice estas palabras alguien ajeno al caso,  desvinculado de la enfermedad mental, sino una persona que la padece, una que soy yo mismo y que gracias a mi lucha individual y constante,  no exenta de algo de apoyo farmacológico (indispensable), así como terapéutico (necesario), voy logrando llevar una existencia normalizada, tanto laboral como sentimental,  realizando estudios a mi ritmo, y consiguiendo disfrutar de todas esas pequeñas y grandes cosas que nos ofrece la vida y que únicamente podemos descubrir si permanecemos en ella.

Seguramente me vean a menudo con un rostro y una actitud triste, quizá sientan los que están a mi lado mi preocupación,  pero esto es porque no soy ajeno ni me evado, debido probablemente a mis propias circunstancias y a mi sensibilidad.

Podría callarme ante lo que observo, esconderme por miedo a ser señalado,  pero siento un impulso que me guía a hacer lo que hago, pues en mi camino tomé la determinación de ayudar a esos seres marginados, seres humanos que tienen menos suerte que yo. Porque pienso que mientras haya gente que realmente se preocupe por ellos no estarán solos, esperando que en mi humilde voz se encuentre la suya, y que jamás se sientan defraudados por este proyecto de autor que intentará escribir mientras dure su eternidad con su pluma sincera y con su alma, sin ningún pudor al mostrarla.

Escrito el 16/05/2014.

Anuncios

5 comentarios en “EPÍLOGO.

  1. Im not that much of a online reader to be honest but your blogs really nice, keep it up! I’ll go ahead and bookmark your site to come back later. All the best ddbfefdfcbad

    Me gusta

  2. you are in reality a good webmaster. The site loading pace is incredible. It kind of feels that you’re doing any unique trick. Moreover, The contents are masterpiece. you have done a great process on this matter! fekccebdfcec

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s