CONOCIENDO A ALGUIEN EXTRAÑO.

Te veo caminar solitario y atento, a veces pareces pensativo, otras malhumorado, en ocasiones sonríes y me dejas desconcertado, puesto que no consigo discernir qué piensas, siendo ello un compendio de ideas que con suma complejidad se mezclan.

En tu corazón suele hallarse un sentimiento y su opuesto, un deseo intenso de escribir y al mismo tiempo de permanecer quieto. Quieres amar a esa mujer con la que te topaste de improvisto, y con anhelo la esperas, muerto de deseo por abrazarla, por sentir sus caricias, buscando ser su feliz cautivo mientras tu sangre corra por tus venas.

Sabes que en tu existencia se encuentra la tristeza y la pena, la alegría y la esperanza, y en esto la tuya es igual a todas las vidas, aun siendo tú tan diferente al resto de las demás personas.

Ayer mismo vi que ibas con un amigo, estabas montado en su coche, oyendo con él melódicas canciones, ambos recorríais la noche y su bruma, dejando la senda de vuestras preocupaciones aparcada en cualquier orilla, intentando escapar juntos del aire de la melancolía.

Sin embargo, al pasar al alba por tu barrio, te sorprendí dialogando con tu amada, mandando mensajes al lejano puerto en dónde se encuentra ella, la que es para ti la única y verdadera.

Ahora te observo sin más en tu despacho, escribiendo estas últimas líneas, sin darte casi cuanta de ello vas conociendo a alguien extraño, y poco a poco descubres al fin lo que es tu valía, y un sentimiento profundo de amor propio.

 

Escrito el 01/05/2014.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s