LA VERACIDAD Y LA ÉTICA EN LO QUE ES ESCRITO.

A continuación voy a mostrar dos textos, el primero sólo es juntar palabras bonitas, y probablemente le gustará a los lectores que vayan a él sin los prejuicios de esta introducción. Pero es sólo eso, juntar palabras amables de cara a la galería, queda muy bien, pero…. ¿era eso lo que quería decir el autor?¿es eso lo que realmente piensa?¿o únicamente pretende agradar con sus textos?….si es eso lo que pretende, adelante con ello, pero bajo mi mirada será poco ético, aunque quizá sí muy lucrativo.

 

El segundo texto, aunque no excelso literariamente hablando, muestra las cosas como pueden ser, apareciendo lo expresado bastante más crudo, pero a la vez más veraz, y es que no vivimos en un mundo de ensueño, y ustedes preferirán, o evadirse como sea de ella, o adentrarse en la realidad. Siendo bajo mi entender el auténtico éxito de un artista, de cualquier disciplina considerada como arte, el reflejar lo que le rodea, aunque sea a veces cruel y violento, con la sutileza de lo estético, y la maestría que requiere el insuflarle a lo horrendo belleza.

 

EL AMOR.

 

Lo encuentro en tus ojos por la noche,

esos que ciegan mi latido cada día,

pues sólo pueden verte a ti,

dama que eres del deseo y la armonía.

 

Te busqué por sendas ocultas,

en inhóspitas grutas de lo extraño,

en la profundidad del mar no te hallé sirena,

sino allí en donde el ruiseñor entona su canto.

 

Gracias a tus besos y a tu pecho palpitante,

y a que tu luz disipó la oscuridad en el bosque,

un suspiro de mi boca tornose en un instante carne,

convirtiendo el compartido lecho en pasión entre amantes.

 

Nuestro pecho se alza valiente,

se transformó en ansia por esta vida.

A ti que eres mi amor deseado,

únicamente a ti, te corresponde mi total cobardía.

 

 

Las dos últimas frases reflejan lo que significa este texto, que puede que sea bello, quizá idílico, pero que ni cuesta mucho hacerlo, ni refleja realidad alguna, siendo cobarde en su realización.

 

Ahora muestro el segundo, no muy difícil tampoco en su ejecución, pero que se atañe más a lo que se puede considerar veraz.

 

EL AMOR.

 

Al besarte en la noche,

después de un día tan amargo,

en el que me jugué como siempre la vida,

gracias a la vanidad y su derroche.

 

Derroche de falsedad y sufrimiento,

de desventura y fatalismo,

abandono la pena y el ruido,

estando contigo ahora en el lecho unido.

 

Tan sólo escucho jadeos,

los que son los tuyos y los míos,

como dos animales en celo,

ejecutamos lo acumulado de deseo,

causando ello mi olvido.

 

Porque ninguno somos lo considerado ideal,

pero ambos somos sinceros,

porque decidiste elegirme a mí,

a pesar de mi tristeza y mis malos momentos.

 

Por ello te amo,

no porque seas perfecta,

ni la dama más virtuosa,

sino porque sin llegar del todo a entenderlo,

me siento tu amante y tu fiel esclavo.

 

Mas ten en cuenta que el mundo permanecerá igual,

cuando se extinga nuestra llama,

si entre los dos deseamos que perdure,

el uno y el otro día tras día tendrá que cuidarla.

 

Cada autor decide, si la obra bonita pero vacía, o la autenticidad expresada en busca de esa sutil belleza que sólo consiguen los más grandes.

 

Escrito el 22/04/2014.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s