A TI, FIEL VAGABUNDO.

Para ti, que en París y Berlín te perdiste,
que enamorado paseaste por sus solitarias calles,
que a tu cuerpo perecer mansamente allí pediste.
Para ti, deseo que en Madrid finalmente halles.

Ese amor que tantas veces te negaste,
intentando parecer un hombre indolente,
por una culpa que injustamente te echaste,
al poseer una mente que en ocasiones se muestra del resto diferente.

Esa que vuela más rápida que el viento,
derivando así hacia los  senderos de la locura.
Ya que el odio y el amor a la misma vez siento,
teniendo que elegir con la razón entre ellos cuál perdura.

Inteligencia carácter y sensibilidad,
eso es lo que mi alma dicen que aposenta.
Quizá esto hace que me sienta aparte de una sociedad,
en la que humildemente con lo escrito mi pecho se lamenta.

Puesto que le enseñaron la falsa belleza,
con una educación demasiado exigente,
llena de soberbia moral e inhumana entereza,
que me di cuenta que no era válida para esta vida cruelmente.

Mas no me arrepiento del pasado,
no culpo de nada a ningún maestro,
puesto que me otorgasteis un pensar alado,
que a veces con plena libertad muestro.

Por eso debo estarles agradecido,
a pesar del sufrimiento contenido,
ya que por ellos he crecido,
con un sentimiento de lucha fortalecido.

Siendo ahora lo que soy,
un digno y leal vagabundo,
que subido a su tren va hoy,
queriendo continuar su viaje por este incierto mundo.

Escrito el 25/11/2013.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s