DEJAR VOLAR.

Nos conocimos un desafortunado atardecer,
en el que las nubes raudas pasaban.
Así el cruel tiempo vio perecer,
una amistad que al cielo se alzaba.

Con el canto del sentimiento.
El único verdadero.
El que busca todo entendimiento.
El del amor sincero.

Mas este tornose en falsedad,
en tu confuso pecho.
Creyendote poseedora de la verdad,
te mentiste, siendo esto un hecho.

Ahora debes permitirme volar,
a conocer otros mundos.
Sin tenerte que preocupar,
lo que le ocurra a este fiel vagabundo.

Que quiso contigo ser sincero,
y nunca se arrepentira.
Que llevará eternamente un equipaje ligero,
y un bello recuerdo de ti mantendrá.

En su desgastado e intenso latir,
que ahora sin ti felizmente prefiere vivir.

Escrito el 22/08/2013.

Publicado desde WordPress para Android

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s