DONDE YACEN LAS HADAS.

Cuál es ese lugar en el que encontraré mis historias,
en cuál senda intransitada las hallaré,
en qué sombrío lupanar me las darán como limosna…

Prostituyo mi mente por cuatro palabras,
por un puesto sin laurel en el cielo,
por un triunfo sin medallas de oro,
por lograr tener un nombre y su respeto,
aunque jamás me suba con lo hecho
a ningún pedestal
ni reciba por ello aplausos sinceros…

Hacia dónde vuelan estas gaviotas
cuando no hay ni arena
ni algas,
cuando el mar es tan solo un sueño lejano,
y ya por él no vale la pena ni el esfuerzo de buscarlo….

Si ahora mismo siento que no hay motivos
por los cuales luchar…

En qué circunstancias noto
esta tremenda miseria,
si no es en todo aquello que me rodea,
si un te quiero se convierte siempre en una ironía,
y la amargura se halla impregnada en mi paladar y en este sucio techo.

Hice un pacto con mi alma,
y ahora casi todo en ella está roto,
firmaré uno nuevo con el Infierno,
para poder así enmendar la tristeza,
pues en mi hogar no hay ni agua ni alimento,
tan sólo una lágrima en el rostro propio y ajeno….

En el flujo de qué tinta
ves al escritor o al poeta,
si no poseen belleza sus letras,
si no escribe con la debida brevedad
ni le alenta el sentimiento más noble,
el de un amor hacia lo que hace,
ese que nunca entenderá de froteras….

Dime tú, si tú,
en este noviembre
por cuál dirección puedo encaminar mi existencia,
si no es por la de la melancolía
ni por la de la lágrima sufrida,
sino por esa otra del quiero y no puedo….esta tampoco, que se encuentra ya bien sabida….

Mas en este momento hay que pedir perdón
por la escasez de talento…

Y quién seré yo,
sino un hombre de lo más vulgar
y corriente,
alguien que va siempre a la deriva sin embarcación,
que no vende libros
ni se puede observar su imagen por ningún escaparate…

Y en qué tierra me toparé con la muerte,
si no es en la misma en donde yacen las hadas,
si tan sólo albergo la esperanza
de que sea junto a tí
después de una existencia feliz y plena,
una que quizá transite sin gloria….

Pero sabes mi reina, lo máximo que este fiel vagabundo pudiera pedir sería estar a tu lado …

Escrito el 31/10/2015.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s