TU VERSO

En estas ultimas semanas de ausencias, frustraciones, y malas noticias, pero en especial en esta tarde que a la vez de alegre es melancólica, al fin comprendí lo que es la tragedia y la inmensa belleza de este mundo, de lo que el ser humano necesita el amor, y de lo difícil que es el darte cuenta de que lo tienes de frente, de que él vino hacia ti, y ya no tienes que buscarlo.

 

Yo, ahora, lo puedo tocar con mis manos, lo puedo acariciar, y aunque creí hacerlo también alguna vez antaño, ahora descubro la falsedad, la inmadurez de aquel pensamiento del pasado. A lo mejor te pierdo algún día, mas mi sentimiento será perdurable, recuerdos que guardaré y se vendrán conmigo, cuando yo no me halle en ninguna parte. Los tuyos y los míos son instantes que a esta hora poseo, pero sé que no son del todo nuestros, puesto que son del viento, se diluirán cuando se nos acabe el tiempo.

 

Desaparecieron seres queridos, otros están aún a mi lado, veo a mis padres ya ancianos, y no consigo otra cosa mas que rememorar todo el odio y toda la incomprensión que anidaba en mi pecho, todo ello necesito desterrarlo, junto a mi egoísmo de ser humano, lo guardaré en el baúl de la desgracia, ese cuya llave anhelo perder, olvidar en el rincón más lejano, y observo también a Alejandra, y siento como la vida sigue y seguirá aunque yo en un santiamén huya de ella, porque a pesar de que deje de latir mi corazón, el lamento que produzca esto se convertirá al final en una mera anécdota, en un rayo que cruce alguna mente sin quererlo, y cada vez menos frecuente, hasta que improbablemente sólo quede de mi un texto.

 

Me doy cuenta en que fui en verdad un loco, pero ni mucho menos por encontrarme fuera de la realidad, sino por desear decir basta a tanto sinsentido, a tanta destrucción de pensamiento propio y ajeno, sin permitirle a mi vida fluir sin rencor ni vanidad.

 

Ya no quiero mas luchas en vano, ya no necesito suspirar por lo que no tengo, porque mientras respire estaré vivo, e intentaré disfrutar de mis padres y de todo lo que contemplo, porque aunque me pueda apenar la existencia, es mi deber con los míos estar agradecido y contento, y a ti sé que eternamente te amaré, porque es el sentimiento que me envuelve y rodea en todo momento.

 

La brisa, el sol, el rocío de cada amanecer me otorga un misterio, podré perderlo todo, también ganar mi propio respeto.

 

Mi verso era el más triste, en sosegada felicidad lo convierto, mas no está en mi pensamiento juzgar lo que escriban otros dedos, cada cual que elija el suyo con lo que le ofreció este mundo y su talento.

 

Yo sólo te puedo invitar a que reflexiones sobre cuál será tu verso.

 

Escrito el 12/08/2014.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s