A ESTA FLOR QUE ES LA VIDA

A ti que murmuras en mi oído,

que haces que me levante en cada amanecer,

que me cubres con tu manto cuando llega el frío,

y taparás mi cuerpo con tierra al verme perecer.

A ti que huyes del ser humano y su ruido,

que encuentras un remanso de paz cuando escribes,

que no deseas morir en el caudal de un río,

pues algunos impulsos de Virginia me consta que inhibes.

A ti ese ser de la locura parido,

en aquellas tierras de Toledo y de azar,

sé que te sientes constantemente vacío,

ya que nunca podrás alcanzar.

La altura de un estable nido,

en donde se halle el merecido sosiego,

sintiéndose en todo momento como un estúpido crío,

que intenta escapar de cualquier tipo de ego.

A la vida únicamente le pido,

el continuar en ella cada día,

ya que aún en mi mente persigo,

el auténtico significado del término alegría.

No hagas pararse a mi latido,

todavía tengo una historia importante que escribir,

no permitas que me envuelva en el hastío,

y concédeme la fuerza necesaria para poder existir.

A ti que me descubriste habiendo nacido,

que observas en cada mañana como mi alma en ti cree,

aunque yo tenga la sensación de hallarme por momentos vacío,

en ti, y sólo en ti, encuentro mi fe.

Escrito el 15/04/2014.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s