A MI HERMANO.

Caminando transitas bajo la lluvia,
chaqueta al hombro
y sombrero calado.
Con tu mirada lejana y turbia,
mantienes con asombro
el instinto suicida y malvado.

Del rock and roll suave y violento,
de aquellos primeros años eternos.
En los que raudo como el viento,
deshacias cualquier consejo paterno.

Ahora tu linda Marilyn tienes por pareja,
y a una cría entre tus fuertes brazos.
Aquella balada de juventud suena ya vieja,
salvandote la vida de un duro mazazo.

Pues un existir completamente disoluto,
de pensamiento nihilista y disidente.
Hasta llegar al extremo del insulto,
se escapó de tu ya adulta mente.

Siendo ahora el responsable
y recto padre.
Que para cualquier niño es el deseable,
puesto que la alegría al pecho abre.

La velocidad de tu autopista,
dio un vuelco en hogareña prudencia.
Y la advenediza madurez volviose más lista,
apoderandose de tu cabal existencia.

Mas a veces en ti aún se descubre una mirada turbia,
cuando solitario se te ve transitar bajo la lluvia.

Escrito el 04/08/2013.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s