EL UNO FRENTE AL OTRO, MI PERSONA.

Sentir que no siento,
morir al resplandecer el alba,
respirar en un eterno sueño,
temor propio a mi alma.
Rugido de bestia feroz,
silencio de prudencia en la palabra,
dolor sin compasión,
herida que a raudales sangra.

Mirada hacia el suelo,
ímpetu de espíritu valiente,
Madrid, mi infierno y mi cielo,
mi amor en él siempre presente.
Recorro parajes desconocidos,
lejos de todo se halla mi mente,
pero aunque creas que finalmente me he ido,
nunca estoy de nuestro mundo ausente.

Mi persona es libre,
su existencia la encadena,
tan sólo en ella pide,
que le alivien la condena.

La de odiar a la vez de amar,
la del sufrimiento al querer vivir,
ya que nació sin pretenderlo en este lugar,
entre cuyas ramas no siente de tanto sentir.

Indolente ante sí,
carente de ilusión propia,
mi persona lo hace todo por ti,
pues ella misma no se soporta.

Sentir que no siento,
morir al resplandor del alba,
vivir es mi ansiado deseo,
apiadate Señor de mi alma.

Escrito el 07/08/2014.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s