A LA ESPERA DE ALGUIEN ESPECIAL

Fuiste como el rocío,
que apareció con su bella bruma al salir el sol.
Eres el soñado amorío,
que le hace a mi mente perder su rígido control.

Pues hubiese querido caminar siempre en soledad,
alejado de todo amor y llevando una vida diletante,
hasta que tu mirada cruelmente y sin piedad,
clavó en mi débil latido esta emoción punzante.

Que me hace sangrar el pecho,
siendo tu cuerpo la pasión,
que se halla cada mañana en mi lecho,
entregandome por entero su alma y tu corazón.

Mas nunca habrá arrepentimiento,
en este pecho tan dolorosamente ajado,
que contiene un intenso sentimiento,
que hasta que no vio tu rostro creía olvidado.

Por ti abandono ese vetusto mundo,
porque eres por mi lo más deseado,
agradezco que permitieses a este fiel vagabundo,
el sueño de amarte al tenerte a su lado.

Escrito el 02/01/2014.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s